Fractura de pene. Rara, dolorosa y salvaje

Un minuto de silencio por favor

Tal vez conoces o has escuchado que alguien se fractura el pene, y seguro has dicho, “no ma… eso no puede ser, si no tiene hueso”, pero por más fantástico que parezca y aunque los casos son relativamente pocos, el pene puede fracturarse y déjame decirte que no es gracioso,

Aunque el pene no tiene hueso, sí tiene una membrana llamada túnica albugínea, la cual cubre los tejidos cavernosos que se llenan de sangre para permitir la erección y la rigidez peneana, y esta puede sufrir una ruptura o pérdida de la continuidad, en pocas palabras, se puede fracturar.

Te preguntarás ¿en qué momento puede fracturarse el pene? Buena pregunta, en la mayoría, este tipo de fracturas ocurre durante el coito. Cuando el pene sale de la vagina para tomar aire y regresa para su encuentro con los poderes de la oscuridad, choca con fuerza contra el pubis de la mujer o el periné (la zona entre la vulva y el recto), lo que provoca que tu muchacho se doble y ¡sopas!, ocurre la ruptura de la túnica albugínea.

La fractura de pene ocurre más comúnmente entre los jóvenes, debido a que tienen más actividad sexual y son más proclives a los accidentes, el paciente refiere escuchar un chasquido seguido de un dolor intenso. Poco tiempo después puede presentar moretones e hinchazón lo que provoca dificultad para orinar.

El pene se puede lesionar por muchas otras causas como golpes contusos, descargas eléctricas, mordidas de animales y humanos, fuego y por el uso de anillos o piezas de metal que son utilizadas para mantener la erección.

Los tratamientos para arreglar estas lesiones van desde el uso de analgésicos, vendajes especiales, uso de catéteres, hasta cirugías mayores para reparar lo que se rompió, y en casos extremos la amputación del miembro.

Así que ya lo sabes, mucho cuidado a la hora de echar pasión, un movimiento en falso y tu muchacho nunca más podrá volver a ver al frente.

[foogallery id=”9503″]

Etiquetas:|||||||
Comentarios