Los juguetes más perversos de la historia

¿Quieres un chisguete?

Por Dan Sedeño

Hablando de perversiones ¿creías haberlo visto todo?… Pues viendo estos juguetes nos queda claro que no. Checa estos juguetes pervertidos y con un mensaje algo subliminal.

Dora mascota acuática

Aunque no lo creas, este juguetito no es un dildo…aunque lo parezca.

CB8

The Punisher Shape Shifters

¿En que estaban pensando los diseñadores de este juguete? Sin duda alguna, un mensaje bastante subliminal por el hecho de que su gran proyectil le sale de la entrepierna. No por nada le dicen “El Castigador”.

Dispárele mijo

Batman Gun

Este era una pistola de agua la cual para disparar, tenías que jalar el gatillo que by the way, estaba en medio de las piernas del murciélago. Así le agarrabas cariño al muñeco.

¿Quieres un chisguete?

Wolverine Squeaky Hammer

Un martillo de esos que tenías que soplar para poder inflar. Adivinen ¿de donde le tenías que soplar para inflarlo? Obviamente, de la entrepierna de Wolverine. No por nada ellas aman a este personaje.

12443517725_7bb2142627 yw8HJpA

 

Rafiki y Simba del Rey León

Una figurilla de lo más subliminal, ya que Rafiki, sostenía  a Simba con sus brazos. El problema era el área en la que se situaban los brazos del mandril, ya que parecía darle unos llegues por atrás al pobre leoncito. Pa’ que aprenda desde chiquito.

Rafiki-metiendose-a-Simba

FR-OOZE POP

Una paleta que tiene forma de dildo y que además al ir chupando, le comenzaba a salir un líquido espeso de la punta, sin duda no era un juguete solo para niños. La pregunta era “¿cuántas chupadas había que dar para llegar al chiclocentro?, Ah, no, esa era otra paleta.

frooze pop

Skipper Growing up

La hermana pequeña de Barbie, comenzaba a crecer y con ella, crecían sus boobies, ya que al levantarle el brazo, sus atributos crecían. Más apta para pubertos calenturientos que para niñas de 9 años. Se dice que muchas muñecas se perdieron misteriosamente y años después aparecieron en los cuartos de los hermanitos.

picture-21

Nos queda claro que los diseñadores de estos juguetitos no estaban pensando en la niñez a la hora de hacerlos. Pobres de los niños que crecieron con ellos, entre ellos algunos de esta honorable casa editorial.

Comentarios