Cuatro razones por las cuales Argentina debe pasar a la gran final

Argentina Final

Por: Vito Correa

Argentina enfrenta una semifinal contra Paraguay con la urgencia de pasar a la gran final. Los jugadores están desesperados por conseguir el triunfo y la falta de tranquilidad puede no ser fácil. La gente tampoco ayuda con su presión y por eso te damos cuatro razones por las cuales Argentina necesita pasar a la Gran Final.

1. En lo que respecta al propio partido, Argentina se enfrentará, una vez más, a un equipo que se le meterá atrás. Le cederá la posesión de la pelota, intentará cortarle los circuitos de juego y hará lo posible para que Messi no reciba o reciba lo más lejos posible del arco. Paraguay tratará de ser corto y de achicarle los espacios a Argentina. Podrá ser, como planteó Martino, que incluso los albirrojos salgan a atacar, pero el propio juego de Argentina los llevará contra su propio arco. Frente a eso, deberá tener creencia en su propia idea y no desesperarse. Si la apuesta es la posesión y la construcción de jugadas que arranquen en un lado y terminen del otro, no deberá desesperarse frente a los pocos huecos que deje Paraguay.

2. El promedio de gol de esta Selección es más que bajo. Su efectividad es de un 6%. Es el equipo que más pateó en el torneo. Contra Colombia, llegó 16 veces y no pudo convertir ni un gol. El propio Messi admite que es increíble lo que sucede. Si se mirase las cifras de cada uno de los atacantes durante el año, en sus clubes, parece imposible creer esta realidad. Suele pasar que, cuando la pelota no entra, genera cierta desesperación. Argentina deberá tener paciencia. No por no poder resolver el resultado tiene que preocuparle el juego.

3. Argentina no gana una Copa América desde 1993. En el medio, perdió dos finales. En la única ocasión en que fue local, en 2011, cayó en cuartos de final con un alto nivel de reprobación del público. La ansiedad por ganar algún título, que no se percibe desde 2008, cuando se obtuvo la medalla dorada en los Juegos Olímpicos de Beijing, no será un detalle menor. Argentina debe tener paciencia y no desesperarse por ganar lo que antes no se ganó: en definitiva, el juego ocurre en el presente y no antes. Que la gente los presione no debe afectarles.

4. Una semana antes de viajar a Chile, Sergio Agüero declaró: “Esta generación se va a lamentar por siempre si no gana un título”. Ángel Di María, Javier Mascherano, Carlos Tevez y hasta el propio Messi, compartieron el mismo pensamiento. Este grupo, formado principalmente en el Mundial Sub 20 de 2007, admite estar desesperado por ganar algo. Siente una presión interna muy fuerte y eso lo graficó el propio Javier Mascherano cuando, durante la Copa del Mundo de Brasil, le manifestó a sus compañeros: “Estoy cansado de comer mierda”. Internamente la presión de ganar es muy fuerte y es compleja en un grupo más que acostumbrado a ganar en sus clubes. No deberá enloquecer por conseguir el triunfo como sea y tiene que tener paciencia para que eso no invada su grupo interno.

Etiquetas:|||||
Comentarios