Drogaba a su novia para jugar videojuegos

Hombre droga videojuegos

Lo que muchos hemos pensado, un joven alemán lo llevó a otro nivel y lo llevó a la práctica.

Resulta que a mediados de 2014 en Renania del Norte-Westfalia, Alemania, una joven llegó a visitar a su novio para una velada romántica, quizás una copita, una peli, abrazarse en el sillón, quitarse la ropa, hacer el amor, algo normal en una pareja joven. Pero el muchacho tenía otros planes para esa tarde: Jugar su videojuego favorito hasta que le salieran cayos en las manos.

¿Y cuál fue la solución? Pues servirle su copa de vino, pero con alguna droga que la hiciera dormir para así jugar a sus anchas. Y pasaron varias semanas y el seguía durmiéndola algunas veces para que lo dejara jugar. Hasta que, obviamente, la chica se dio cuenta, me lo mandó al diablo y lo denunció.

Después de un juicio de algunas semanas, el juez lo encontró culpable y le impusieron una multa de 500 euros por su fechoría. Él solo alcanzó a decir: “Fui un estúpido  pero ya me encuentro en el camino correcto”.

 

Etiquetas:|||
Comentarios