Nunca, pero nunca le digas esto a tu chica

A la hora de la pasión, cuando llega el momento más caliente de la noche, es importante tener en cuenta que hay reglas de cortesía que se deben cuidar, así que para no regarla y provocar que todo se venga para abajo, literal, cuida no decir estas cosas.

“Pensé que estabas más generosa”. Por Dios, no, si esa mujer decidió estar con tan tremendo esperpento como tú, lo menos que puede esperar es cortesía. Si la chica se quita la ropa y no ves lo que esperabas, nunca, pero nunca le digas que vestida se ve mejor.

“A mí ex novia sí le gustaba hacerme sexo oral”. No sé qué está haciendo esa chica contigo, la neta. No a todas las mujeres les gusta hacer sexo oral, y esa es una decisión propia. Así que si a la chica con quien estás no le gusta, seguro habrá otras cosas que le encantará hacer. No seas menso y explora otros caminos.

“Apúrate porque ya va a empezar el partido”. Ok, ok, sí, nos encanta el fut, y mientras no le vayas al América, sabemos que también te encanta el sexo, pero nunca le digas a tu chica que le eche ganas para que tú te vayas por tu caguama a la tienda para ver a tu equipo. Mejor, por qué no pruebas gritar un gol mientras tienes a tu chica encima, te garantizamos que amarás cuando “El Pájaro” Benites meta gol con los choriceros. ¡Goooolllllllll!

“Pesas mucho”. No compadre, nunca, pero nunca hagas comentarios sobre su peso. Si no la aguantas mejor métete al gimnasio y ponte a cargar fierros. Además, seguro el gordo eres tú porque no haces otra cosa que tragar y chupar como náufrago.

“¿Te bañaste?” O sea, primero: Seguramente no eres el güey más limpio que hay. Segundo: Hay un momento de la pasión en el que un caballero ya no da la vuelta, si a la chica le huele gacho la axila o los pies por aquello de la chancla de hule, pues a aguantarse papá.

[foogallery id=”3176″]

Etiquetas:||
Comentarios