Televisión: mayoría de los mexicanos se salvó del apagón analógico

El “apagón analógico” dejó sin señal de televisión a 32 de cada cien hogares mexicanos, que no se prepararon para el cambio digital y en 14 de estos hogares no hay intención de contar con las modernas transmisiones, descubrió una encuesta de Gabinete de Comunicación Estratégico (GCE).

A una semana de que se encendió la señal digital (6 de enero), GCE encontró que en 62 de cada centenar de hogares se hicieron los preparativos para el cambio.

En las casas que se “quedaron a oscuras” sin tele, 14.5% de la gente dijo que seguirá sin ver televisión y 9.2% mencionó que todavía no sabe si se conectará a la era de alta definición.

34.2% de los desconectados indicó que comprará un decodificador, 18.1% que contratará tele de paga, 15.4% comprará una televisión digital, 1.1% optará por lo más barato y, extrañamente, 3.9% ya posee un aparato digital o tele de paga pero no los emplea; 2.2% no respondió.

La mayoría de quienes ya estaban listos (62% del total de consultados), 49.2% contrató televisión de paga, 19.7% compró una televisión digital, 13.4% ya tenía una tele o contrato de tele de paga, 8.1% adquirió un decodificador, a 0.5% un familiar le regaló un aparato moderno; 1.8% dijo que dio al asunto otra solución, que no mencionó y el resto o no supo qué decir o no dijo nada.

Al parecer, la transición de la señal análoga a la digital ha sido de terciopelo. Pues cuando los encuestadores preguntaron si ha habido problemas:

Un 84.8% de los mexicanos respondió que no, solamente 11.4% mencionó que sí ha habido algunas dificultades.

Los problemas mencionados fueron pérdida de señal (45.2%), no se ven todos los canales (20.1%), se congela la imagen (10%), imagen borrosa (9.5%) y el idioma es inglés (2.4%).

La noticia del cambio estuvo en el aire meses y cuando obligó a buena parte de los mexicanos a gastar algo:

37.1% de la gente no gastó en el cambio y 11.9% no sabe cuánto invirtió y 6.3% prefirió no contestar.

23.4% de las personas consultadas dijo que gastó menos de 1,000 pesos, 4% de 1,001 a 3,000 pesos, 5.2% de 3,001 a 5,000 pesos, 3.3% de 5,001 a 7,000 pesos, 2.6% de 7,001 a 9,000 pesos, 2.7% de 9,001 a 11,000 pesos y 5.5% más de 11.000 pesos.

Más allá de gastos y sorpresas, hay muchos mexicanos que no ven beneficios en el cambio.

Cuando los encuestadores de Gabinete (www.gabinete.mx) pidieron a la gente que calificara el nuevo servicio de televisión pública (en una escala del 0, no benefició nada, al 10, benefició mucho), la calificación promedio fue de 4.

Sobre la suerte de los aparatos analógicos, 47.1% de los entrevistados indicó que adquirirá un decodificador para seguir empleándolos, 17.7% mencionó que los desechará, 15.3% mencionó que ya no los tiene y 8.4% todavía piensa qué destino les dará.

Entre quienes ya no le darán uso, 36.8% tiene pensado entregarlos en un centro de acopio, 22.6% tirarlos a la basura, 13.1% regalarlos o venderlos y 3.2% los guardará como recuerdo. 20.8% no ha decidido aun.

Los encuestadores de GCE recordaron a la gente que antes del 31 de diciembre el gobierno terminó de entregar 9.9 millones de televisores digitales en hogares de escasos recursos y preguntaron  ¿considera que hizo bien?:

38.1% está de acuerdo con que las autoridades hayan entregado las televisiones digitales, pero 48.3% dice que hizo mal y lo que debió hacer es regalar decodificadores.

www.gabiente.mx

<> = “http:///search.htm?route=search&q=”;

Etiquetas:|||
Comentarios