Frank Miller quiere un cómic del origen judío de Superman

El autor quiere regresarlo a la Segunda Guerra Mundial y enfrentarlo al exterminio nazi.

Es sabido que los creadores de Superman, Jerry Siegel y Joe Shuster, eran judíos. Como autores, trataron de acercar su personaje a su cultura. De hecho, Siegel afirmó alguna vez que concibió a Superman (1938) como una respuesta al holocausto judío en la Europa nazi.

En alguna de sus primeras aventuras, Superman capturó a Hitler y a Stalin para que respondan por sus crímenes y dieran justicia al pueblo judío. Además algunos analistas de cómics han señalado que el escape de Kal-El de Krypton en una pequeña nave espacial refleja la huida de Moisés de Egipto a lo largo del Nilo.

De acuerdo a Jewish Telegraphic Agency, el nombre kryptoniano de Superman proviene de un vocablo judío, pues el sufijo El (de Kal-El), que se produce al final de muchos nombres bíblicos como Rachel o Daniel, es una palabra antigua para Dios. Su cambio de nombre (a Clark Kent) funciona también como metáfora de la asimilación judía que se produjo durante los años 1940 y 1950, cuando trataban de escapar y esconderse de la persecución y la violencia.

Con el paso de los años el hombre de acero fue convirtiéndose al cristianismo, pero es momento de volver a las raíces y explorar ese origen hebreo, o al menos eso quiere hacer Frank Miller. Durante una entrevista en la pasada New York Comic Con, Miller, afirmó que espera poder traer de vuelta un día al Superman de la Segunda Guerra Mundial.

“Él tiene una historia en la Segunda Guerra Mundial, y me gustaría ponerlo allí de nuevo (…) Superman tiene que confrontar su origen judío y a mí me gustaría escribirlo. Me gustaría tenerlo frente a un campo de exterminio”

¿Qué haría Superman frente a un campo de exterminio? Si a Miller le dan permiso de hacer esta historia y logra hacer con el último hijo de Kripton lo que hizo con Batman en The Dark Knight Returns, estaríamos hablando de una de las mejores historias de Superman desde su creación y una buena razón (por fin) para leerlo.

}

:)