Actores que odian la película que los lanzó a la fama

Por: Rebeca Rosas

Kate Winslet- “Titanic”

La actriz británica no se ha cansado de despedazar su interpretación de Rose Dawson en “Titanic”, una de las películas más exitosas de la historia del cine.
Son dos las razones por la que Winslet se arrepiente de esta película. La primera es el odio de su actuación. El acento falso y forzado de sus diálogos dejaron a esta chica morada del coraje, sin embargo, fue nominada al Oscar a Mejor Actriz. Pero la segunda y razón principal de su rechazo a “Titanic” es por el exitazo de Celine Dion “My heart will go on”. La actriz confesó que al escuchar la canción, le daban ganas de vomitar. Esto sí es odio jarocho.

Woody Allen- “Manhattan”

Este actor, director y guionista odió tanto este filme que ofreció, al estudio responsable, hacer una película completamente gratis si se optaba por no estrenarla. Hasta el día de hoy, se desconoce por qué la rechaza tanto.

Burt Reynolds – “Boogie Nights”

Fue nominado al Oscar por su papel en esta cinta y es parte de lo mejor de su filmografía. Sin embargo, Reynolds quedó muy disconforme con su primera edición y llegó a despedir a su agente por meterlo en este proyecto. Claro, todo fue antes que la Academia considerara su actuación como una de las mejores de ese año.

Thomas F. Wilson- “Volver al Futuro”

Hasta para los hijos, de los hijos, de su quinta generación será imposible olvidar el papel de Biff Tannen, el villano de la trilogía “Volver al futuro”. A pesar de que se suponía que debía ser odiado en la película, Wilson llegó a ser tan abrumado por el público al límite de imprimir tarjetas con las respuestas a las preguntas más frecuentes que le hacían para evitarse las repeticiones.
Si yo no supero mi personaje de árbol 3 en el festival del kínder, no me quiero imaginar lo
que Tom sufrió.

Megan Fox- “Transformers”

“Michael Bay es Hitler en el set de filmación, es una pesadilla trabajar con él”, esta fuerte declaración de la guapísima chica a una revista británica fue la gota que derramó el vaso para que Fox perdiera su papel de Mikaela Banes en la saga “Transformers”. La modelo estadounidense nunca estuvo contenta con este papel, sin embargo, en 2007, cuando apareció la primera película de los robots alienígenas, Megan agradeció lo que esta película hizo por su carrera.

:)