Sexo con un compañero de trabajo, ¿sí o no?

Por Elizabeth Palacios      @ely__palacios

Cuando entramos al mundo laboral, nuestra vida se transforma en todos sentidos, nuestros amigos, familiares y, hasta la pareja, pasan a un segundo plano, no por gusto, sino por necesidad.

Suena cruel, y no solo suena, lo es. La realidad es que la mayor parte del día estamos encerrados en una oficina con personas que jamás pedimos incluir en nuestras vidas.

De buenas a primeras, nuestros compañeros de trabajo se convierten en nuestros amigos, lo queramos o no.

Es tanto el tiempo y tanta la convivencia, que los lazos cada vez empiezan a surgir, pasamos lentamente de simples compañeros de trabajo a amigos, compadres, y en muchas ocasiones, amantes o pareja.

El sexo entre compañeros de trabajo es algo más común de lo quisiéramos imaginar, pareciera un acto de inercia o simplemente será que el diablo es puerco, pero sucede.

Puede ser simplemente sexo casual, de una noche o el detonante de una relación duradera y estable, las posibilidades son muchas, pero es sexo al fin de cuentas.

El punto aquí es, si es bueno o no tener sexo con un compañero de trabajo, la respuesta la tiene cada quien.

Lo importante es que ambas partes tengan claro qué es lo que está pasando, si es algo casual o si en realidad les interesa intentar una relación formal.

Además, deben estar conscientes de que puede ser el inicio del mismísimo infierno, pues si la cosa no resulta como esperabas, el tener que ver a la otra persona todos los días, no será algo que te alegre mucho que digamos.

}

:)