Fobias que debe y no debe tener un hombre

¿Tienes alguna de estas?

Una fobia es un miedo fuerte que le tenemos a una cosa, animal o situación en específico, pero en la mayoría de los casos es muy difícil entender el origen de este miedo irracional. Recordemos que en esta vida siempre le tendremos miedo a algo, aunque seamos hombres, no nos hagamos los muy machos. Es muy importante aceptar que tenemos pánico a ciertas cosas, no tiene nada de malo.

Aquí te brindaremos un consejo sobre las fobias que debe y no debe tener un hombre.

QUE DEBE:

Medomalacufobia: Miedo a perder una erección. Imaginen estar con la chica de sus sueños y que su pequeño amigo no los apoye, eso sí es de temer.

Novercafobia o penterafobia: Este es un clásico, conocido como el miedo o el temor a la suegra. Siempre pintadas como demonios por los hombres, pero sabemos que en la mayoría de los casos  tenemos la razón, aunque ellas ni piensen en nosotros y  solo quieran lo mejor para sus hijas.

Menofobia: Esta fobia es el miedo a la menstruación, haciendo referencia a que debemos de temerles a las mujeres cuando se encuentra por esta etapa. Algunos hombres le tienen asco a este proceso natural, pero recordemos que nosotros no pasamos por esto, es algo desconocido.

Zelofobia o Celofobia: Su nombre lo dice, miedo a los celos. Esto es algo muy común entre una pareja que hasta cierto punto tienen problemas posesivos. Imaginen a su chica muy celosa, da miedo.

Fobia a la Infidelidad: Esta fobia está comprobada y si existe, aunque no tenga un nombre como las otras. Quien no tiene miedo a que le pongan el cuerno, es mal visto por todos. Recuerden que estar a dieta no te impide ver el menú, allá tú si quieres degustarlo.

Gamofobia: El miedo al matrimonio. No hay mucho más que agregar.

Isolofobia: Esta fobia hace referencia al miedo a estar solo. ¿Quién como hombre quiere estar en la soledad? Necesitamos de una acompañante.

QUE NO DEBE:

Coitofobia: Esta fobia trata sobre el miedo a tener un coito, llamado así a la penetración en el acto sexual. La investigación nos ha lanzado la Genofobia, conocida también como el miedo al sexo.

Caliginefobia: Miedo a las mujeres hermosas. ¿Cómo alguien le puede temer a estas obras de arte que existen por la tierra? Las mujeres hermosas son un motivo más de vida  para levantarse de la cama y continuar con nuestro día a día.

Crometofobia: Esta fobia hace referencia a tener un miedo irracional al dinero. Como hombres esto sería algo en contra de nuestra naturaleza y casi imposible.

Eurotofobia: Esta fobia es hacia los órganos genitales femeninos. ¿Qué? Si, así es. Pensarán que esto es casi imposible, pero aunque no lo crean y también a lado de las preferencias sexuales de cada ser humano, existe gente que le tiene miedo irracional a esto. Como hombres es algo a lo que no deberíamos temer.

Itifalofobia: Algo que hasta cierto punto nos causa risa. Esta fobia hace referencia a tener una erección,  no estamos hablando de tener miedo a la disfunción eréctil, es el miedo a una acción natural del cuerpo. Como hombres deberíamos estar orgullosos de que todo esté bien abajo.

Metifobia: Agárrense de su asiento queridos lectores porque esta fobia causa miedo a las bebidas alcohólicas por temor a emborracharse. ¿Qué?  Vamos a poner las cosas claras, el miedo de chupar por temor a ponerte pedo. Un poco más claro, pero aun así impactante. “Destápenme una chela para poder continuar”.

Ergofobia: Conocida como miedo al trabajo. Como hombres trabajar es un placer. Aunque  a muchas personas les da flojera trabajar, tenemos que tener en mente que es algo  importante en la vida, desenvolverse en un ámbito profesional y laboral. Un hombre no le teme a su trabajo, lo ama.

:)