Zonas erógenas masculinas que no se aprovechan

Por Elizabeth Palacios        @ely__palacios

En muchas ocasiones, al tener encuentros sexuales, somos muy básicos y recurrentes a las mismas posiciones y recorrer los mismos lugares de nuestra pareja.

Sabemos que el sexo no es sólo llegar y penetrar, sino que lo importante es todo, desde el inicio, las caricias, los besos, el juego previo.

Durante estos jugueteos, solemos ser repetitivos, buscar las áreas más comunes que otorgan placer, sin experimentar nuevas rutas.

Es por eso que en WTF Online te decimos algunas de las zonas erógenas masculinas deberías pedirle a tu pareja que visite más seguido.

Cuello

El cuello es una zona que, tanto a hombres como mujeres, puede hacer estremecer, así que dedica más tiempo a disfrutar las sensaciones que puedes experimentar en esta área.

Cabeza

La cabeza, sin albur, es una zona muy sensible, por lo que acariciar específicamente el cuero cabelludo, hará que llegues a momentos de relajación y de placer que quizá no conozcas.

Oídos

El oído es una zona que, pocas veces explotamos, pero un susurro, una lamida en el lóbulo del oído, un roce ligero, pueden ser suficientes para ponerte a mil.

Punto P

Algunos conocen a un área muy específica del cuerpo masculino como área P, es la zona que se encuentra justo detrás de los testículos y si pides a tu pareja que te estimule justo ahí, te garantizamos un orgasmo inolvidable.

El chiste de esto es que tengas una excelente comunicación con tu pareja para que tengas la suficiente confianza para pedirle que se enfoque más en estas zonas para que puedan aportar nuevas experiencias a su vida sexual.

}

:)