Elabora tu lubricante completamente casero

Por Elizabeth Palacios [email protected]__palacios

Una de las principales claves para obtener mayor placer en el sexo es la lubricación, ya sea natural o con ayuda de lubricantes de distintos tipos.

Cuando la lubricación es suficiente, la penetración en el acto sexual es mucho más placentera que cuando es deficiente.

Existen varios tipos de lubricantes, desde los hechos de base agua y los de aceite, así como los que tienen olor, sabor, color, con efecto retardante y los que se calientan con la fricción.

Si eres curioso deberías probar los efectos de cada uno de ellos y así poder elegir el que se adapte más a tus gustos y necesidades.

 

Sin embargo, pocas veces encontrarás opciones de lubricantes que puedas elaborar en la comodidad de tu casa.

Por supuesto que muchos de nosotros hemos recurrido a la típica saliva como el primer lubricante en nuestra experiencia.

Pero en WTF Online te decimos cómo puedes hacer tu propio lubricante en tu casa, los ingredientes son muy sencillos y fáciles de conseguir, toma nota.

Ingredientes:

-Una taza de semillas de linaza

-Seis tazas con agua destilada

-Envase que cierre herméticamente

Procedimiento:

Para comenzar, lava perfectamente las semillas de linaza hasta que se eliminen los restos de tierra, posteriormente, apártalas.

Pon a hervir el agua destilada, cuando comience a soltar el hervor, añade las semillas.

Cuando haya hervido, quítala del fuego y déjala reposar durante unos seis minutos.

Posteriormente, coloca un colador en la boca del envase, vierte la mezcla sobre el colador para que se llene el envase sin las semillas, sólo con el líquido.

Déjalo enfriar y cierra el envase.

Tu lubricante está listo para usarse.

Comentarios