Famosas que quedaron horribles después de sus cirugías

Por: Rebeca Rosas

Goldie Hawn

Sabemos que los años no pasan en balde y llega un momento donde la vida nos cobra factura, pero Goldie Hawn niega a pagar su deuda. Con 70 años de edad, esta actriz y productora estadunidense se niega a envejecer y por ello se ha sometido a innumerables procesos estéticos como el relleno de pómulos, barbilla y botox en los labios. La protagonista de “La muerte le sienta bien” debe de entender que jamás volverá a lucir tan despampanante como en 1992, año en el que realizó dicha película.

 

Donatella Versace

Si bien nunca fue una reina de belleza, no tenía porque llegar a esto, pues la hija de Antonio Versace siempre ha sido reconocida por su impecable sentido de la moda, pero cuando se trata de su apariencia son pocos los comentarios positivos que recibe. Bronceado excesivo, botox además de sus adicciones al alcohol y las drogas hacen que a sus 58 años la heredera del imperio Versace sea un claro ejemplo de que los procedimientos quirúrgicos no duran para siempre.

Jackie Stallone

No tenemos ningún problema con que las señoras quieran lucir guapas, mejor para nosotros, pero que tengan 94 años y sigan usando minifaldas y vestidos súper ajustados ya es un abuso. La mamá de “Rocky” ha dejado a todos shockeados con su look y es que su apariencia y su adicción a las cirugías son escalofriantes.

Estiramiento facial, levantamiento de cejas, cirugías de nariz,  frente, mentón, ojos, rellenos con botox, corrección de ojeras y aplicación de colágeno en pómulos y labios, son algunos de los procedimientos que han transformado por completo a Jackie quien ha gastado más de 30 mil dólares en cirugías.

Janice Dickinson

Autoproclamada como la primer súper modelo, Janice también es escritora, actriz y empresaria se ha sometido a inyecciones de colágeno, abdominoplastia, lifting facial y de Botox además de restiramiento facial.

Su adicción a las cirugías ha dejado a la integrante de America’s Next Top Model en bancarrota cuyas deudas rondan el millón de dólares.

Etiquetas:|