La Copa Oro, nada en lo deportivo, mucho en lo económico

Aunque deportivamente es una de las peores exhibiciones de México en Copa Oro, económicamente no le va nada mal a El TRI.

Como sucede en las giras del “moletour” en Copa Oro, México siempre juega en sedes donde existe una gran cantidad de mexicanos viviendo por lo que los estadios donde juega El TRI aparecen siempre llenos.

El primer juego de la copa contra El Salvador fue en San Diego, California, con un lleno total por los mexicanos que ahí radican, además de que su cercanía con Tijuana hizo que existiera más afición azteca.

El segundo partido, a pesar de que no se le pudo ni anotar un gol a Jamaica, se dieron cita 49 mil espectadores en Denver, Colorado. Si tomamos en cuenta que en esta ciudad existen registrados 57 mil mexicanos, prácticamente todos los que ahí radican se dieron cita para ver esa vergonzosa actuación.

Y para el tercer juego, aunque el rival no era nada llamativo, pues se jugó ante Curacao, la entrada fue de un poco más de 44 mil aficionados en San Antonio, registrando otro lleno en juego de la selección.

En total se estima que los muchachos de Juan Carlos Osorio en los tres juegos de la fase de grupo generaron 12 millones de dólares libres.

México jugará los cuartos de final contra Honduras este jueves en Phoenix, Arizona, otra ciudad con un buen número de mexicanos; y como con esta selección de México no podemos estar seguros de nada, si llegamos a ganarle a Honduras la semifinal sería en Pasadena y después la final en Santa Clara.

¿Y nos seguimos preguntando por qué la Copa Oro se realiza cada 2 años y no cada 4 como las copas de todas las confederaciones del mundo?

Etiquetas:|||||||||||
Comentarios