Bebidas mexicanas para este 15 de septiembre

Mezcal

“Para todo mal mezcal; para todo bien, también” este dicho rige mi vida. Todo buen mexicano ha probado un rico mezcal, y si aún no lo has hecho, este 15 de septiembre es el pretexto perfecto. Esta bebida destilada cuenta con una enorme tradición en nuestro país, su origen artesanal se remonta al siglo XVI, donde comenzó a fabricarse casi en todo México. Las distintas clases de mezcal dependen del maguey, el clima, la técnica de destilación y del recipiente donde se le deja reposar. Oaxaca, Jalisco, Nayarit, Zacatecas, Sinaloa y Aguascalientes son las ciudades con mayor popularidad si hablamos de un buen mezcal.

Como otras bebidas alcohólicas, el mezcal no solo nació para la fiesta, sino también para los remedios y la medicina. En la medicina tradicional, el mezcal se utiliza para sobar y limpiar, sin embargo, también es famoso porque con él se bendicen milpas, construcciones y cruces.

Con una rodaja de naranja, una cervecita, o hasta con un pozole, esta bebida nunca caerá mal. Pero debes de tener cuidado, recuerda que el mezcal como las mujeres “de a besito”, pa’ que no pegue.

Tequila

Porque aquí y en china el Tequila es 100% mexicano, y si no nos creen, pregúntenle a cualquier gringo qué fue lo primero que bebió cuando llegó a la tierra del chile.

El tequila es una bebida elaborada en una pequeña región de México, mediante la destilación del mosto fermentado que se obtiene del corazón de una planta conocida como el “agave azul”. Derecho, en paloma o un charrito negro son las formas más conocidas de preparar esta bebida, pero si te quieres ver más fresa , también puedes hacer una margarita o un tequila sunrise, el chiste es tomar, perdón, disfrutar.

Blanco, añejo, reposado o extra añejo son las presentaciones en las que podemos encontrar a esta bebida cura todo; porque si no se me quita, se me olvida.

Aguamiel

El aguamiel es la materia básica con la que se fabrica el pulque. Su método de extracción es artesanal y un tanto romántica, ya que se trata de una sustancia deliciosa que se encuentra en el corazón del maguey.

Hidalgo y San Luis Potosí son reconocidos por el aguamiel, sin embargo, lo podemos encontrar en diferentes partes del país. Aunque no es tan común, esta bebida rica en azucares y proteínas, y como buen mexicano, ya debiste de haberla probado.

Pulque

Hubo una temporada donde tomar pulque estaba en boga, pero más que una moda, el pulque es una tradición. Esta es una bebida fermentada que se obtiene a partir del aguamiel extraído  del agave pulquero. Aunque dicho maguey tiene presencia en varias partes del país, solo algunos estados gozan de su buena producción. Este traguito alcanza niveles de alcohol que van desde 2% a 8%, el “curado” es la forma natural del pulque, aunque lo podemos encontrar en diferentes sabores como fresa, apio, jitomate, piñón, etc., pero en todos disfrutaras la misma consistencia babosa.

Los lugares por excelencia en donde puedes disfrutar un buen pulque son Tlaxcala, Puebla o Hidalgo. En este último estado, hoy día existen alrededor de 12  haciendas que ofrecen  a los visitantes recorridos  para conocer, preparar y probar este elixir.

“El Recreo de Manzanares”, “La Risa” y “Los Duelistas” son algunos lugares en la CDMX donde podrás deleitarte con la bebida de los dioses.

Tepache

Con un olor muy peculiar y con un bajo nivel de alcohol (1-3%), llega el tepache a nuestro conteo, porque no todo es borrachera.

Preparado a partir de la fermentación de la piña, esta es una de las bebidas más famosos de todo México.

Por ser una bebida muy refrescante es muy popular en estados como Guerrero, Campeche, Quintana Roo, Yucatán y Sonora. Su origen, según algunas teorías, se remonta a las comunidades mayas, en las cuales se solía consumir en ceremonias religiosas.

Piloncillo, canela y clavo son algunos de los ingredientes que se suman para darle cuerpo a este incomparable brebaje.

La próxima vez que vayas al tianguis no dudes ni un segundo en comprar un rico tepache.

Etiquetas:||||||
Comentarios