Saúl Álvarez, te guste o no, una realidad del box mexicano

Esta vez no hubo pretextos, “Canelo” demostró que puede competirle a quien sea.

Una de las carreras de las que más he dudado es sin duda la de Saúl “El Canelo” Álvarez, el niño bonito que ha saltado entre las dos televisoras más importantes de nuestro país y que hasta ayer tenía más comerciales grabados que victorias creíbles arriba del ring.

Y es que aunque ayer no ganó la pelea, se ganó el respeto de la gente. En esta ocasión no tenía un rival a modo sacado de quién sabe donde, no era Julio César Chávez Jr. Que realmente había que soplarle para que se cayera solo; no enfrentó a un boxeador en el ocaso de su carrera como Shane Mosley al que venció cuando “El Sugar” tenía 42 años de edad y tampoco tuvo la diferencia de peso como contra “El Perro” Angulo contra el que cortó aproximadamente unos 10 kilos.

Para mí las únicas dos peleas creíbles del nacido en Guadalajara eran contra Floyd Mayweather que lo hizo ver por momentos hasta ridículo y contra Miguel Cotto en una pelea que le dieron a Álvarez pero que sigo dudando que haya ganado.

Mi pronóstico de la pelea contra Gennady Golovkin era simple, “A Canelo nunca le han pegado, no aguantará la pegada de Gennady y pierde por KO”. Las apuestas estaban a favor del de Kazajistán y muchos creímos que era el fin de esa pelirroja mentira. Nunca estuvimos tan equivocados.

Saúl Álvarez y su entrenador Eddy Reynoso nos callaron la boca. No es que haya ganado 8 rounds como declaró pero por lo menos ganó 5 rounds de una pelea en la que pensaba no ganaría ninguno (mi tarjeta fue 115-113 para GGG), de hecho para un juez (que dio 118-110) de 12 ganó 10.

No ganó la pelea y seguramente en mayo o septiembre del próximo año los veremos pelear de nuevo, pero la velocidad de Saúl, la defensa (le tiraron, según el PPV de HBO, 703 golpes y solo le conectaron 218, un 31% de efectividad para GGG), el aguante ante una de las pegadas más fuertes del boxeo actual pero sobre todo la valentía para intercambiar y fajarse con un boxeador como Golovkin me hace creer que “Canelo” ya es una realidad.

Te podrá caer bien o mal pero tienes que aceptar que ayer un campeón unificado de la IBF, el WBC y la WBA como Gennady Golovkin no pudo con él y si lo comparamos con otros medianos como Jacobs o Khan e incluso con Cotto que es Superwelter el día de hoy es más el mexicano, podríamos estar ante el mejor mediano del planeta y con todo respeto para gente como “Siri” Salido, Leo Santa Cruz, Luis “Pantera” Nery o Francisco “Gallo” Estrada podríamos estar ante el mejor boxeador mexicano del momento, 2018 nos dará la respuesta, lo que es un hecho es que “Canelo” te guste o no hoy es una realidad del boxeo mexicano.

Etiquetas:|||||||||
Comentarios