8 especies al volante que todos conocemos

Con el tráfico de nuestra ciudad nos topamos con cada personaje al volante, el cual puede alegrarnos el día o echarlo a perder, depende de cómo lo quieras ver, tal vez te identifiques con uno o varios. Lo cierto es que son la sal y pimienta de las calles.

Precavidos/ Tortugas

¿Qué tal esos que pareciera que les hace falta un bastón al coche para poder avanzar? Esos que si le pisan a 60 km/hr sienten que su coche se va a hacer pedazos, no sé, a lo mejor se calienta y explota, y normalmente son el blanco de un buen porcentaje de las mentadas de madre que se imparten al día. Y si de calientes se trata mejor pasemos a la siguiente especie al volante.

Se les encuentra normalmente en uno que otro transporte público, coches viejitos y hasta en bici, se pueden identificar por las ventanas empañadas, cabellos despeinados y maquillaje corrido.

  1. Atrevidos/ Calenturientos

Esta especie nos encanta ¿cómo olvidar esas películas en las que mientras uno maneja, el otro le echa una mano o ya de plano se baja por los chescos? Y es que es raro ver esta especie, normalmente sale de noche y le encanta la adrenalina, además de que por falta de lana, aprovechan la oscuridad y el tránsito lento en partes de la ciudad para relajar el muñeco.

  1. Transformer

Una especie que debe de practicar malabares o algo por el estilo, porque puede llevar las manos llenas de cosas y seguir viendo el camino, normalmente se presenta en género femenino, aunque no falta uno que otro machín, que le gusta darse una ratocadita antes de llegar a la chamba, aunque ya les dejamos a ustedes qué tipo de retocadita nos encanta…

Su herramienta de trabajo se compone de: bolsa enorme (para guardar todo), maquillaje, rímel, delineador, sombras, labial, llavero con mil muñequitos de peluche, celular, pastillas (de todo tipo, para cualquier malestar), pinzas para el cabello, spray, gel, cepillo, pasadores, plancha, etc.

  1. El neuras

Una especie poco estudiada, aún nos falta saber cómo reacciona su cerebro ante todas las situaciones posibles. Es un verdadero energúmeno ¡si pasa la mosca se enoja, si no pasa también se enoja! De verdad una especie poco entendible, casi casi como las mujeres, ni ellas ni nosotros sabemos qué quieren, así los neuras, ni ellos ni los demás entenderemos que quieren.

Generalmente se le puede ver manoteando y abriendo la boca como King Kong para expresar su malestar.

  1. Distraídos/ Vale madre

¿A la derecha o la izquierda? ¿Esta es la salida o la otra? Son ejemplos de preguntas que se hacen para finalmente un metro antes, tomar la decisión que sí es esa la calle y salen del carril de alta para llegar a la desviación que está 3 carriles a su derecha, claro provocando choques, tráfico, y uno que otro zumbido en los oídos de su madre, por tantas veces que la invocaron.

  1. Desesperado

Suele confundirse con “el neuras” por sus ademanes ya que también gusta de gritar y manotear, pero esta especie se identifica porque además de lo anterior, pisa el acelerador para hacer sentir la presión a los que van delante de él, y quieren que los coches se den unos arrimones, es por eso que lo ponen lo más cerca posible del otro, lanzándole las altas (y no es por el frío).

  1. Pendejeador

La especie más inteligente de todas, o al menos así se piensan porque “están rodeados de gente pendeja”, no entienden porque el gobierno puede otorgar licencia a gente que no la merece, personas que “se tardan horas estacionándose”, “no saben incorporarse en otros carriles”, “no saben que les falla a sus autos”, entre otras cosas que él sabe hacer “perfectamente”.

En fin, esta especie está caracterizada por ver los “defectos” de los demás pero no se fija en los suyos.

  1. Vida color de rosa/ Happy & Relax

La especie más fascinante y mística de todas, seguimos sin entender cómo no se cansan de sonreír, deben de tener unos diurex pegados en los cachetes porque sorprende que puedan estar todo el día así, especie caracterizada por verle lo positivo a todo, incluso a las cagadas de pájaro.

Se les puede encontrar manejando con música a todo volumen, cantando (mejor dicho aullando) y saludando a los demás conductores. Y todo eso sin meterse ninguna droga, lo cual sorprende sobremanera.

 

[foogallery id=”3658″]

Etiquetas:|||
Comentarios