¿Cómo ligar sin hacer el ridículo?

ligar1

Todos en algún momento hemos recordado aquellos momentos vergonzosos cuando, en nuestro afán de sentirnos galanes, la hemos regado.

En este momento recuerdo a un amigo muy cercano, quien al ver a una nena pasar por la calle y con ganas de gritarle algún piropo, no atinó a decir más que una especie de sonido gutural estilo Chuwaca. Y es así como la vida de un hombre se va nutriendo de momentos de pena, lo cual provoca que cada vez nos de más miedo acercarnos a esas creaciones hermosas que hizo Dios.

Y aunque sabemos que no hay una estrategia infalible para ligar sin hacer el ridículo,  la red esté llena de libros, consejos y métodos para volverte el próximo Mauricio Garcés. Pero aceptémoslo, la vida de un hombre no puede guiarse por manuales de tipos que seguramente han fallado más que nosotros. Así que en WTF nos dimos a la tarea de encontrar aquellos puntos clave necesarios para al menos no cagarla de manera tan estúpida.

Ella quiere lo mismo que tú. Sí, aunque no parezca, y aunque tomen su actitud de divas, a ellas también les gusta el coqueteo, la diversión y el sexo. Así que no te claves en pensar que conquistarás a una estatua griega, calmado. Si tomas en cuanta este primer punto no te sentirás nervioso de pensar que el único caliente en el antro eres tú.

Aunque parezca un cliché, sé tú mismo. No hay nada más ridículo que un guey que se acerca a una chava y comienza con un “hola nena, te veo muy sola”, con una voz de locutor de radio juvenil. Natural papá, un hola es suficiente para acercarte a cualquier persona, una pequeña sonrisa y de ahí que las cosas fluyan solas. Si la nena en cuestión se pone fresa, ese ya no es tu asunto, despídete naturalmente y a la siguiente, no pasa nada.

No te lo tomes tan en serio. Quizás estás muy chavo y creas que solo los gueyes más guapos, con dinero o graciosos son los que conquistan niñas, y es cierto, jajajaja. Bueno, tienen mayor posibilidades, pero también los ñoños, chistosos y sin lana logran pegarle al premio gordo. De hecho aquí en la redacción hay casos que te sorprenderían. Así que disfruta tu momento y poco a poco encontrarás tus puntos fuertes para ser un ganador.

Por último, paciencia. Ya sea que seas budista o no, la paciencia es una de las virtudes que si llegas a desarrollar en su totalidad, no solo serás un iluminado, sino que tendrás muchas posibilidades de anotar gol. Sí, no todas las chicas son para uno, aunque eso quisiéramos, no te veas como un perro en carnicería y sé cuidadoso a la hora de elegir en donde posas tu mirada.  Al final te garantizamos que siguiendo estos principios básicos que hemos desarrollado a través de años y años de prueba y error, al menos no quedarás como el idiota que siempre has sido.

 

 

Etiquetas:|||
Comentarios