¿Conoces el Slow Sex? Tienes que probarlo

Slow sex es el término sexual que se refiere a retrasar la eyaculación en las relaciones sexuales. Si bien es cierto que los rapidines son muy excitantes, el slow sex nos brinda mayor placer debido a que al retrasar la eyaculación podemos disfrutar más tiempo en la cama. No te preocupes si eres de los que son más rápidos que un fin de semana, poco a poco puedes ir ganando tiempo hasta que puedas dominar la técnica (recomendamos imaginar a tu vecino el gordo que lava su coche en bermudas, mientras estás con tu chica).

Si quieres practicar el slow sex, lo más recomendable es que no abuses de la penetración al momento de tener sexo y mucho menos practiques sexo anal ya que la eyaculación puede presentarse rápidamente debido a la presión ejercida por mil pliegues, bueno no en todos los casos.

Pero para que seas un master, aquí te damos algunas sugerencias para que puedas tener encuentros sexuales más duraderos.

Descubran sus cuerpos

Pareciera que después de algunos encuentros sexuales ya dominas todas las zonas erógenas de tu pareja, pero es probable que no sea así. Descubran sus cuerpos mutuamente, acaricien cada parte, con las manos, con la boca, con la lengua, con juguetes, siempre será diferente y no será necesario recurrir directamente a la penetración.

Aprende a detenerte

Es verdad que es increíble poder venirte al primer aviso, o al primer sonido de place, o antes de bajarte el cierre, pero descubre lo maravilloso que puede ser poder detenerte para seguir con las caricias y poder seguir llenando de placer a tu pareja.

Fuera manos

La estimulación es mucho más fácil cuando se hace por medio de caricias con las manos, es por eso que te sugerimos dejar a un lado las manos y comenzar a descubrir nuevas maneras de acariciar y estimular a tu pareja. Ahora con el codo, ahora con la nalga, ahora con el pelo, con todo.

Seducción extrema

Es momento de sacar la lencería cachonda, los disfraces, pedirle que te haga un streptease, que te amarre a la cama o que te vende los ojos… oh no, espera, me ven… mmm.

Juguetes sexuales

Pueden invitar algún juguete sexual, de preferencia no recurras directamente a la penetración, jueguen y descubran, pueden incluir alimentos o bebidas a su encuentro sexual, por ejemplo, embarrarse chocolate o helado o recorrer el cuerpo con algún hielo, beber alguna bebida directamente del cuerpo de su pareja o de su boca, hasta unos tacos de suadero, total.

Inténtenlo, no se arrepentirán de descubrir cuánto placer pueden obtener con encuentros sexuales duraderos, donde el orgasmo y la eyaculación serán la cereza del pastel.

Etiquetas:||||||
Comentarios