“Darkest Hour” una película donde la política pinta divertida

Si escuchamos que el título de una película es “Las Horas más Oscuras” o “Darkest Hour” podríamos pensar que se trata de una cinta de terror, pero no señores, estamos en un error. La idea del director, Joe Wright, es presentarnos un filme emocionante e inspirador situado en víspera de la Segunda Guerra Mundial donde Winston Churchill (Gary Oldman), debe enfrentar uno de los momentos decisivos en la historia: considerar un acuerdo de paz con la Alemania Nazi o permanecer fiel a sus ideales de libertad de toda una nación.

En 2 horas exactas, te transportarás a mayo de 1940, donde en cuatro semanas nos cuentan como Churchill logró elevar la moral de las tropas, de la población civil y sostener la nación hasta la victoria aliada.

De sobra está decir que la interpretación de Oldman es espectacular, no por nada el británico se llevó el premio al mejor actor de drama en los Golden Globes, complementado por un excelente elenco y una cronología que te lleva de la mano, no tienes que ser un historiador para entender perfectamente la situación planteada.  Aunque no fue necesario usar fabulosos efectos especiales, encontramos dos que tres, pero la película va más allá de eso.

¿Drama? Claro que existe mucho drama ante un contexto como el que propone la película, sin embargo, las risas y la melancolía también se hacen presentes gracias al gran trabajo de Oldman, presentando una interpretación muy humana del primer ministro, Winston Churchill, quien con “sangre, sudor y lágrimas” se enfrentará a una nación incrédula, un rey escéptico y a la conspiración de su propio partido.

No sabemos qué es lo que tienen las películas sobre la Segunda Guerra Mundial que nos gusta tanto, y esta no será la excepción. Obviamente no vemos tanta acción como en otras, puesto que tiene un enfoque político, pero tiene la intensidad que se necesita.

No te pierdas su estreno el 19 de enero y cuéntanos que te pareció.

Etiquetas:|||||||
Comentarios