Datos que no sabías de las muñecas sexuales

Por Elizabeth Palacios   @ely__palacios

Las muñecas inflables son un clásico de los juguetes sexuales, cualquiera que se haga llamar forever alone tiene una escondida en su recamara, pero ¿qué tanto sabemos de estas famosas muñecas?

Aquí algunos datos interesantes de las muñecas sexuales.

-Se puede decir que Hitler creó las muñecas inflables durante la Segunda Guerra Mundial para que los soldados no contrajeran enfermedades.

-Hitler ordenó que la muñeca fuera inspirada en una mujer de raza aria con figura atlética, ojos azules, cabello rubio y de piel blanca.

Muñecas

-Actualmente, se pueden encontrar muñecas inflables de todos tipos, formas, razas y precios.

-Las muñecas más caras son las Real Doll, hiperrealistas, con esqueleto y textura similar a la piel humana, pelo natural, tienen punto G y capacidad de sudar.

-Los países que más producen muñecas sexuales son Estados Unidos y Japón.

-En la actualidad, se pueden encargar a la medida, con la altura y el tamaño que se desee, así como escoger las características del cuerpo y el cabello del tono que mejor le agrade.

Dolls1

-Las hay hasta con cabezas intercambiables, para poder ver caras diferentes cada vez q se utilicen.

-La muñeca Bild Lilli fue muy popular a mediados de los años 50, una muñeca alemana que se vendió como un juguete sexual para hombres, y cuyo diseño es inspiró a Ruth Handler para hacer la primera Barbie.

-La empresa Real Doll, ofrece la posibilidad de que el consumidor escoja entre 16 rostros diferentes para conjuntarlas con uno de los 10 cuerpos de los que dispone.

-Real Doll también ofrece modelos masculinos y hasta muñecas travestis.

-Las muñecas sexuales se caracterizan por tener 3 aperturas para la penetración: vagina, ano y boca.

-Las muñecas de ahora son tan reales que hasta movimiento tienen, pueden responder a estímulos sensoriales y la textura es muy similar a la piel humana.

-La desventaja más grande es el elevado costo de las nuevas muñecas, las Real Doll hiperrealistas pueden llegar a costar hasta 20 mil euros.

Así que si no te alcanza, a seguir con tus muñecas… pero de la mano.

Etiquetas:|||
Comentarios