Dormir con ropa no te permite descansar bien

Dormir es uno de los grandes placeres de la vida, descansar después de un día difícil es una de las mejores cosas que podemos experimentar, pero, de acuerdo con la Academia Americana de Medicina del Sueño, dormir abrigados ocasiona que no descansemos por completo, ¿La solución? Dormir desnudos.

Antes de dormir, la temperatura corporal baja naturalmente, lo que provoca una disminución en el ritmo cardíaco y eso ayuda a dormir profundamente. Por ello, la ropa interrumpe el ciclo normal del sueño.

Por su parte, un estudio de la University of South Australia, lo explica de la siguiente manera:

“Una hora o una hora y media antes de dormir, el cuerpo comienza a perder calor (desde el centro hacia afuera), lo que hace que aumente la sensación de cansancio por el descenso de temperatura”.

Si dormimos cubiertos, la experiencia máxima de sueño se pierde poco a poco. Así como lo leen, no lo decimos nosotros, los expertos han concluido que, preferentemente, durmamos desnudos.

Etiquetas:||
Comentarios