El delicioso momento de aplicar la cucharita

Cucharita

Por Elizabeth Palacios   @ely__palacios

¿A quién no le gusta la posición de cucharita? Durante el sexo o simplemente para dormir o para descansar, pero teniendo muy cerca el cuerpo de tu pareja.

La cuchara, cucharita o el molde, es una posición sexual ideal para un encuentro sexual más íntimo y romántico, debido a que permite tener una suave y riquísima penetración trasera.

Para esta posición, hombre y mujer deben estar tendidos de costado hacia el mismo lado con las piernas juntas y encogidas, dejando que los cuerpos se unan a la perfección.

Esta posición permite una penetración lenta y profunda, generando un placer enorme para ambos.

La posición de cuchara es cómoda y permite tener contacto total, debido a que el hombre puede estimular las partes erógenas de su pareja, clítoris y senos, además de que puede besarle la espalda y el cuello.

Es también una buena opción para aquellos que se inician en el sexo anal, ya que la penetración será suave y sutil, permitiendo el control de la misma con facilidad.

Lo más placentero de esta posición es la fricción que se produce durante la penetración, ya que la mujer al tener las piernas cerradas y recibir la penetración por detrás, siente mucho más fricción en el clítoris, aumentando así el placer.

Otra ventaja de esta posición sexual, es que ayuda a retrasar la eyaculación o simplemente permite tener un coito más duradero porque la penetración es más lenta y no permite que el pene entre completo en la vagina, retrasando así el orgasmo.

Para una penetración más profunda, la mujer debe inclinar su cuerpo hacia adelante separándolo del pene del hombre.

Simplemente, delicioso.

Etiquetas:|||
Comentarios