El regreso de los pantalones acampanados ¡qué horror!

Los pantalones acampanados no sólo son una prenda increíble, también son súper favorecedores para cualquier tipo de cuerpo, ya que crean un balance visual entre la cadera y los tobillos.
Si quieres aprender a combinarlos y verte ultra cool, ¡checa estos consejos y aplícalos!
– Póntelos con tacones. Añaden altura y hacen que tus piernas se vean kilométricas, además de hacer que tus pantalones no se arrastren por el suelo, ayudándote a conservarlos más limpios y en buenas condiciones. Los tacones con punta en pico y los botines son los mejores aliados.
– Úsalos con ropa corta. Los pantalones acampanados hacen que tu cuerpo se vea más largo, ¿por qué no añadirle unos cuantos centímetros más usando blusas cortas? Los crop tops y los suéteres arriba del ombligo son una opción ideal para alargar la parte inferior de tu cuerpo, ¡no dudes en usarlos!
– Combínalos con blazers. Un buen saco se ve increíble con unos jeans así. Trata de que sea ajustado al cuerpo, ya que de esta forma marcará más tu figura y te hará lucir ultra femenina. Un top sencillo será el acompañante perfecto de este conjunto y si quieres darle más detalles, súmale una gargantilla. ¡Te verás hermosa!
– Elige el largo correcto. Hagas lo que hagas, por favor no elijas unos pantalones larguísimos con los que puedas tropezar, ya que además de verte desaliñada, podrías lastimarte. Escoge unos que al probártelos dejen que se asomen tus dedos del pie, para que de esta forma puedas combinarlos con tacones.
– Dales un toque de personalidad. Si eres rockera, súmales una chamarra de cuero; si eres bohemia, combínalos con una blusa vaporosa. En caso de ser sofisticada, con un suéter de cuello alto… ¡Todo se vale! Esta prenda es súper versátil y se ve increíble con lo que te pongas… ¡Atrévete!

Vía Veintitantos

Etiquetas:|||
Comentarios