Expertos dicen: echar pasión en hoteles es mejor

Cuando la cama matrimonial se convierte en un lugar conocido y sin sorpresas – sobre todo si es escenario de desayunos y juegos con los chicos -, el sexo deja de ser apetitoso. En este contexto, una habitación de hotel puede ayudar a revivir la pasión entre los dos, y esto tiene una explicación científica.

Tal como se lee en SModa, los expertos explican que existen reacciones químicas que ocurren en nuestro cerebro cuando nos revolcamos entre sábanas que no nos son familiares, y que no siempre ocurren en nuestro dormitorio. Esta es, básicamente, la tesis de Ian Kerner psicoterapeuta, consejero sexual y autor de libros como She Comes first y Passionista: The Empowered Woman’s Guide to Pleasuring a Man.

Como explicaba Kerner al Huffington Post, “la novedad de estar en un lugar nuevo, como la habitación de un hotel, estimula la trasmisión de dopamina al cerebro, que tiene un papel importante a la hora de incrementar la excitación sexual”. Y continuaba, “hay una cierta predisposición psicológica cuando la gente reserva una habitación de hotel, como de agasajo hacia ellos mismos. Hay algo lujurioso, lánguido y suntuoso respecto a los hoteles que hace que nos sintamos más sexuales”.

Otra de las razones por las que Kerner está tan a favor de pasar las noches fuera de casa es que, según afirma, “para que la excitación sexual pueda aparecer, especialmente en las mujeres, las partes del cerebro relacionadas con la ansiedad y el estrés deben apagarse. A menudo aconsejo a las parejas con problemas que cambien su dormitorio por un nido de amor libre de distracciones. Ir a un hotel ayuda a apagar por unas horas la ansiedad. Allí no hay fotos de los niños, cuentas que hay que pagar o libros que necesitan ser leídos. Uno está en un lugar fuera del tiempo y fuera de su vida. Alejar todos los elementos que nos estresan y generan ansiedad contribuye a dejar más espacio libre a la excitación y la predisposición al sexo”.

Los terapeutas hace tiempo que recurren a la estrategia del hotel para sus trabajos con parejas desmotivadas. Según Ana Sierra, sexóloga y psicóloga, con consulta en la Fundación Sauce, Madrid, “salir del contexto habitual o jugar a un juego de rol son dos cosas que siempre aconsejamos cuando se ha perdido el deseo. Pasar la noche en otro sitio es perfecto porque se sale de la rutina, de las obligaciones de la casa, los hijos, el trabajo y todos los quehaceres diarios, y permite poner en practica algunas de nuestras fantasías. Se puede hacer el papel de dos desconocidos que quedan en un lugar, solo y exclusivamente, para tener sexo; o que acaban de conocerse en el bar y suben directamente a la habitación. Estas prácticas están especialmente indicadas para las parejas que fantasean con tener un amante o relaciones liberales pero no se atreven. Al principio puede pensarse que es un juego tonto, porque sabemos que ese que está ahí es nuestro marido o pareja habitual, pero si uno se deja llevar por el juego, al final éste tiene su efecto”.

Fuente: Info News

Lee más en: http://ahguapas.infonews.com/nota/266275/confirmado-el-sexo-en-hoteles-es-mejor

Etiquetas:||
Comentarios