Frases de Michael Corleone que nos rayan

michael-corleone

Aunque seguro a muchos les ha dicho su mamá: “No sé por qué admiras a ese delincuente”, debemos aceptar que muy en el fondo sentimos admiración por esos gánsters rudos como Michael Corleone.

Y no porque seamos malos o queramos dañar a los demás, sino por esa fascinación por el poder. Sí, esa sensación que recorre el cuerpo y que nos hace sentir grandes.

Por ello recopilamos algunas frases inmortales.

“¿De qué sirve confesar si no me arrepiento?” ¡Magistral! No cabe duda que por eso nos encanta esta película. No se arrepiente el señor, al igual que nosotros no nos arrepentimos de nada. Bueno, nomás no se lo digan a mi chava.

“Ardería en el infierno para asegurarme que mis hijos están a salvo”. Directo y claro, por la familia damos todo y si hay que enfrentarnos a los que se dicen muy salsas, no nos rajamos.

“El poder agota a los que no lo tienen”. ¡Tómala jodido! El día que seas poderoso como nosotros nos avisas para explicarte un par de cosas. Mientras ¡Tráeme una chela!

“Cada vez que enfermo me hago más sabio. Cuando muera seré un genio”. ¿Si entiendes a lo que se refiere muchacho? Por más que la vida nos golpea, nos tumba, nos jode, nosotros siempre nos levantamos y somos más fuertes. ¡Sí!

“Todos nuestros hombres son hombres de negocios, su lealtad se basa en eso”. ¡Hay papá! O sea que business are business, nada de sentimentalismos baratos, aquí lo que mandan son los papeles verdes.

Ah y haznos un favor, “nunca, pero nunca nos preguntes a qué nos dedicamos”.

 

Etiquetas:||||
Comentarios