Hooters quiere quitar a sus meseras

Todo hemos escuchado del movimiento #metoo, ese al que muchas mujeres y hombre se unieron para acabar con al acoso a las mujeres y tener igualdad de género. Esos movimientos que son creados por una buena razón pero la gente se encarga de hacer todo un espectáculo y al final de cuentas es un show más. Sin embargo, este hashtag ya está llegando muy lejos porque una de las cadenas restauranteras más famosas se está uniendo a la causa.

Que alitas ni que nada, Hooters es famoso por las meseras “sexies” que te atienden, pero este podría ser el final para el atractivo principal. El restaurante busca aplacar las voces críticas sobre el sexismo con una estrategia para seducir a los millennials.

Según ellos pretenden hacer espacios de coworking para trabajadores freelance y millennials. La idea es atraer a trabajadores independientes, emprendedores y “nómadas digitales” al establecimiento.

Según esta empresa, la posibilidad de trabajar en un ámbito como Hooters permite realizar “nuevos descubrimientos y tener ideas innovadoras”, debido al ambiente distendido que allí se respira.

Por 100 yenes (75 céntimos de euro) los clientes pueden disfrutar de una conexión wifi de alta velocidad, y de paso, tener importantes descuentos para consumir bebidas y comidas.

Esta es una estrategia “win-win”, o sea, que busca que todos tengan beneficios: Los usuarios del sistema pueden trabajar al menos durante seis horas a un precio accesible, en una ciudad donde los alquileres de oficinas y espacios de trabajo llega a tarifas astronómicas.

No entendemos que tiene que ver este cambio con su polémica de las chicas, puesto que así lo anunciaron en la inauguración del su primer coworking en Tokio, pero si nos queda claro que el restaurante le quiere tapar el ojo al macho y de alguna manera tener contentos a todos. Que metan antenas, cohetes o lo que quieran, pero no quiten a esas meseritas que te pasan el número en la servilleta.

Etiquetas:|||||||
Comentarios