iPhone X vs Samsung Galaxy S9 y S9+

Batalla de grandes.

La pregunta del millón ¿Qué celular es mejor? Aunque los tres equipos tienen sus ventajas y características que los identifican, a nuestro gusto la marca coreana se lleva las palmas, checa porque.

Pantalla

El hardware base es similar entre ambos equipos, y también la pantalla OLED de 5,8 pulgadas que montan ambas marcas, teniendo en cuenta que el plus es más grande con 6,2″.  Eso sí, el iPhone X con una resolución de 2436 x 1125 frente a los 2960 x 1440 píxeles de Samsung.

Precio y almacenamiento

Samsung tiene una gran ventaja aquí. El iPhone X de 64GB cuesta la mínima cantidad de 23.499 pesos, mientras que el Samsung S9 esta en el mercado por 18.169 pesitos y el S9 Plus en $20.999.

Ambos modelos son 64GB, pero la ventaja con Samsung es que se pueden expandir fácil y masivamente con la adición de tarjetas MicroSD baratas.

Hay que tener en cuenta que el iPhone 8 Plus de Apple, que presenta casi todas las funciones del X, es mucho más competitivo en cuanto a precios con el S9 y S9 Plus.

El iPhone X tiene sólo 3 GB de RAM, mientras que los Galaxy S9 y S9+ tienen 4 y 6 GB de RAM respectivamente. Es difícil creer que se vayan a aprovechar los 6 GB, pero eso no quita que Apple se haya quedado un poco corto.

Batería

Ambos equipos tienen buena carga. Según las pruebas realizadas, tienen un día y medio de duración de la batería. Con una batería de 3.500 mAh, el Galaxy S9 tiene una ventaja, pues incluye un sistema de carga rápida que permite recargar media batería en sólo quince minutos. El móvil de Apple tiene un pequeño inconveniente, ya que su tiempo de carga es bastante considerable.

Cámara

Y ahora pasamos a la cámara, que se ha convertido en un aspecto clave en el mundo de los teléfonos de alta gama. Tanto el Galaxy S9+ como el iPhone X tienen doble cámara y sensores de 12 megapíxeles, mientras que el Galaxy S9 convencional queda en aparente desventaja al sólo tener una única cámara.

Eso permite que los iPhone X y Galaxy S9+ consigan sacar fotos con el característico efecto desenfoque o bokeh en los retratos, y también realizar un zoom casi óptico con la segunda lente. Aquí el tanto importante se lo lleva el S9+ con su tecnología de apertura variable para ajustarse mejor a las condiciones de luz.

Etiquetas:||||||
Comentarios