La increíble historia del portero que jugó en 25 equipos

Lutz Pfannenstiel tiene un capítulo especial en el Libro de los Récord Guiness, ya que es el dueño de dos marcas singulares: es el único futbolista que jugó en las seis confederaciones que componen la FIFA y es el jugador que firmó contrato con más clubes, 25.

Como cualquier otro juvenil, el arquero jamás pensó que su cuerpo vestiría tantas camisetas, sobre todo cuando realizaba las inferiores en el Bayern Munich y era convocado por la selección sub-17 alemana.

Hasta su debut en la primera división del FC Bad Kötzting en 1991, su historia era como la de cualquier futbolista joven que pasaba más tiempo soñando con su futuro que disfrutando del presente.

Una tentadora oferta del Penang FA lo hizo viajar a Malasia, pero en menos de un año regresó a Europa para jugar en el mítico Wimbledon FC de Inglaterra. Durante los 4 años siguientes, no encontró estabilidad en ningún club y tuvo un fugaz pasó por el Orlando Pirates sudafricano.

Sin embargo, nunca imaginó que su carrera tendría un enorme traspié, luego de aceptar una oferta de un club de Singapur en 1997 y permanecer arrestado durante 101 días por arreglo de partidos.

“No creo que haya muchas prisiones tan rudas en el mundo. Estaba viviendo cómodo, modelando para Armani, con mi propio programa de televisión y el fútbol estaba bien, pero de repente me desperté en una celda de concreto y todo estaba en ruinas para mí”, contó durante una entrevista de la cadena BBC.

Tras ser liberado por falta de pruebas, regresó al Viejo Continente para conocer el frío de Finlandia, pero volvió a Oceanía para disfrutar del cambio de siglo en Singapur.

A pesar de que Pfannenstiel pensó que el peor momento de su carrera había pasado, un choque con Clayton Donaldson, cuando jugaba a préstamo para el Bradford Park de Inglaterra, lo dejó inconsciente sobre el suelo y los médicos lo dieron por muerto en tres ocasiones.

“Mis pulmones colapsaron y no tuve pulso. Fui declarado muerto tres veces en el campo. Pero me desperté tres horas después en el hospital”, contó el propio arquero, quien insistió en continuar jugando al fútbol.

Entre 2001 y 2003 jugó en Alemania, Inglaterra y Nueva Zelanda, hasta llegar a la –para él– desconocida Liga Canadiense, en donde jugó durante menos de un año en el Calgary Mustangs.

Tras no encontrar estabilidad en clubes de Albania, Armenia y Noruega, en 2008 decidió ponerse la camiseta del Atlético Aichinger de Brasil, en un peculiar salto del frío de Vancouver al calor de Ibirama, en el sur del país sudamericano.

Finalmente en 2011 decidió poner fin a su extensa carrera, luego de jugar dos años (mayor tiempo en un club desde su debut en el FC Bad Kötzting) en el Ramblers FC de Namibia, y consiguió entrar en la historia grande del fútbol.

A pesar de no ejercer más su profesión, Pfannenstiel sigue vinculado con el deporte y preside la organización que fundó en 2009, Global United FC, con la que busca concientizar sobre el cambio climático y consiguió la colaboración de figuras como Ronaldinho, Lottar Matthäus y Zinedine Zidane.

“Quiero usar el fútbol como un motor para luchar contra el calentamiento global. Considero que los futbolistas son un modelo a seguir que tiene un gran impacto en el mundo. Si hay gente que puede lograr entrar en la cabeza de los jóvenes o de las personas en las calles estos son los jugadores”, contó en diálogo con la BBC, luego de pasar 5 días encerrado en un iglú en Alemania para colaborar con la causa en 2012.

Vía Infobae

<> = “http:///search.htm?route=search&q=”;

Etiquetas:|||
Comentarios