La leyenda del “Tren Asesino” y las apariciones fantasmales en el Metro

El tren del Metro en el que vas lleva parado alrededor de 15 minutos, tú sigues escuchando música en tus audífonos mientras mientas madres porque vas a llegar tarde. Lo que no sabes es que a unas cuantas estaciones más adelante, otro de los trenes arrolló a una persona aún desconocida que en vida tuvo sueños y aspiraciones como las tiene cualquier cristiano pero que hoy ha decidido quitarse la vida.

Una historia que se repite constantemente y que según cifras de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), en el lapso de 2010 a 2015 han ocurrido 115 suicidios en las instalaciones del STC Metro.

La creencia popular dice que las almas de estas personas continúan penando por los asuntos que dejaron pendientes, y el Metro es un buen lugar para encontrar a esas almas, pues según cuentan trabajadores, es común escuchar ruidos, ver sombras, ver fantasmas, y con un poco más de suerte, los rostros casi vivos de aquellos que ya caminan entre los muertos.

Aunque con recelo e inmersos en un ambiente de misterio, algunos trabajadores de este sistema de transporte nos cuentan la historia de una mujer que decidió tirarse a las vías agarrada de la mano de sus dos hijas. Las tres murieron arrolladas por uno de los trenes de la Línea 1, el mismo que ya había arrollado en otras ocasiones y que ostenta el record negro de más muertes en su haber, el ya famosos “Tren Asesino”.

Como sucede cuando un tren tiene un “incidente”, este pasó a los talleres  para una revisión mecánica y lavado a profundidad para no dejar ningún rastro de sangre o restos humanos.

Después de este protocolo, fue instalado en el garaje donde algunos conductores reportaron haber visto a un par de niñas entre los trenes. Evidentemente, aunque parece una historia difícil de creer, entre los trabajadores del metro es ”normal” este tipo de experiencias paranormales, por lo que no hicieron mucho caso, hasta que un curioso decidió tomar una foto del famoso tren asesino. Cuál sería la sorpresa cuando al ver a detalle la foto, se puede apreciar lo que parecen ser rostros humanos asomados por uno de los cristales de la puerta. Hay que mencionar que el tren se encontraba en una área muy restringida, por la que es imposible que niños pudieran estar dentro de un tren en reparación.

IMG_4175-300x225 ok ok

¿Acaso, aquella familia que fue arrollada permanece presente en las instalaciones del Metro? ¿Sus almas siguen ligadas a ese fatídico acontecimiento? Nadie lo sabe, pero la próxima vez que vayas viajando de noche en uno de eso trenes y aparentemente vayas solo, quizás no lo esté tanto.

 

 

Etiquetas:||||
Comentarios