La medusa, posición sexual sólo para verdaderos hombres

Por: Elizabeth Palacios 

Si te crees muy fuerte y con una condición física digna de un verdadero guerrero, la posición sexual de la medusa es perfecta para ti.

La posición de la medusa requiere de mucha fuerza, habilidad y destreza por parte del hombre.

Para realizar la postura de la medusa, el hombre debe colocarse en cuclillas en una superficie dura preferentemente y la mujer deberá estar de pie de frente al hombre de tal manera que las piernas del varón queden entre las suyas.

Después, la mujer deberá bajar hasta quedar sentada encima del hombre para poder ser penetrada por él, sin dejar de apoyar los pies en la superficie.

Ya que estén en esta postura, el hombre deberá marcar el ritmo de la penetración con movimientos de atrás hacia adelante.

Una variante, en caso de que el hombre no cuente con una buena condición física, es que él puede recargar su espalda en alguna pared para que se acomode mejor.

Para evitar que el hombre haga todo el trabajo, la pareja puede ir intercalando los movimientos.

El hombre deberá permanecer quieto y disfrutar el balanceo de la mujer, se recomienda ir aumentando el ritmo para lograr orgasmos más intensos.

La posición de la medusa, es bastante cansada, pero permite tener contacto físico total de tal manera que ambos pueden acariciarse, besarse y mirarse cara a cara.

Si decides rifarte el físico para darle placer tu mujer, la medusa es la opción correcta.

Etiquetas:||||
Comentarios