¿Por qué Tepito se llama Tepito?

Por: Vito Correa

El Barrio Bravo de Tepito es uno de los lugares con mayor tradición cultural de la Ciudad de México, sin embargo, si buscas en los mapas la Colonia Tepito o la Calle Tepito verás que no existen, así que, ¿Por qué esta zona de la ciudad es conocida con ese nombre? Existen varias teorías aunque aquí te presentamos las más aceptadas por los residentes de la zona.

Cuenta una de las leyendas que los orígenes del barrio son posterior a la conquista de México cuando se le comenzó a llamar Tepitl que en nahuatl significa “chiquito”, tomando el nombre de su parroquia, a la cual se le conocía como San Francisco Tepito (Chiquito), para diferenciarla del templo de San Francisco el grande, (hoy en la calle de Madero) popularizándose con el paso del tiempo como “Barrio de Tepito”.

Se dice que el vocablo “Tepito” deriva de: Tepito-Teocal-Tepitón: Teocali templo, Tepitón pequeño. Templo pequeño.

Tepito ya existía antes de la conquista como barrio indígena de comerciantes y artesanos que pertenecía a la región norte del barrio mayor de Tlatelolco. Su nombre deriva de la palabra nahuatl Tepitóyotl o Tepitzin que quiere decir “lugar pequeño o chico”. Ahí se vendían todos los productos que no se podían comerciar en el vecino mercado grande de Tlatelolco, donde la venta se celebraba en un lugar pavimentado rodeado de arcos y en donde se ofrecía una gran cantidad de productos en tiendas que se colocaban en esteras extendidas sobre el pavimento.

 

Una versión muy popular sobre los orígenes de la palabra “Tepito” es atribuida a Armando Ramírez.

Cuando los policías comenzaron a usar silbatos tenían miedo de venir a hacer la ronda, y se dice que los castigaban mandándolos a cuidar la zona.

En una ocasión mandaron a una pareja de policías, quienes, todos temerosos, comenzaron a tomar todo tipo de precauciones, para que no fueran sorprendidos. Una de esas medidas de seguridad fue que si cuando a uno de los dos policías le tocara hacer la ronda y se llegara a estar en peligro solo, le pitaría a su pareja. Así fue como quedaron de común acuerdo. Cuando a uno de ellos le tocó separarse y se fue a hacer su ronda, no sin antes recordarle a su pareja que: “si me pasa algo te-pito, si me quieren robar te-pito, si me quieren hacer algo te-pito”. A partir de ahí se continúo con el “te-pito” hasta que quedó como el nombre de la Zona.

Sin duda un Barrio lleno de mística, ¿Qué versión te gusta más a ti?

 

Etiquetas:|||||
Comentarios