¿Qué nos hace buenos amantes?

Aunque no hay una receta concreta para ser buenos amantes, nos dimos a la tarea de recopilar los elementos que, según los expertos, nos hacen buenos amantes.

Cero egoísmo

Los buenos amantes desean el bienestar de la otra persona antes que la suya. Disfrutan con endulzar el oído de la pareja, llenarla de atenciones dentro y fuera de la cama) sin ser empalagosos. Buscan el orgasmo de la pareja antes que la de él.

Se esfuerzan

Ya sea que de primera les digan que no, el busca la manera de obtener lo que busca, pero lo hace sin ser hostigozo o castrozo. Es un cazador sutil, sabe que su presa caerá.

Es paciente

Esto nos lleva a otro tema. Un buen amante es paciente. Observa los movimientos de su presa, los estudia, acecha en la oscuridad y ve las señales y el momento preciso de atacar.

Es atento

Un buen amante escucha a su pareja, sabe qué quiere, cómo lo quiere, dónde lo quiere. Pone atención a cada una de las peticiones de su pareja. La conciente como la reina que es.

Es valiente

El buen amante no teme al rechazo, no teme acercarse, no teme hablar y mostrar lo que siente. Sabe que esa es su mejor arma.

 

Etiquetas:|||
Comentarios