¿Quién ganó el primer debate presidencial?

No hay a quien irle…

En el primero de tres debates se pusieron las cartas sobre la mesa y los candidatos a la presidencia sacaron todos los trapitos al sol para intentar tapar sus errores y culpar de todo a AMLO, perdón, al de al lado.

Tocando tres temas: Seguridad Pública y Violencia, Combate a la corrupción e Impunidad y Democracia y pluralismo, los representantes contaban con cierto tiempo para contestar y convencernos de votar por ellos, o en el caso de Anaya, de no votar por “El peje”.

Varias fuentes oficiales comenzaron los sondeos y hasta el momento la cosa va de la siguiente manera:

Reforma

El diario Reforma, encestó a 903 líderes ciudadanos, miembros de la academia, política, iniciativa privada y sociedad civil en la CDMX, Guadalajara y Monterrey quienes vieron ganador a Ricardo Anaya.

SDPnoticias

“Esta obsesión de los adversarios de AMLO por mencionarlo una y otra vez terminó por favorecer al líder en las encuestas”. Esto fue lo que el medio declaró después del debate.

Massive Caller

Según la encuestadora para el 40.9% de los 1,000 entrevistados al término del debate el triunfador fue López Obrador, aunque muy cerca se ubicó el aspirante del PAN-PRD-MC con 39.6%.

Analistas

Politólogos reconocidos como Vidal Romero, Ulises Corona y Khemvirg Puente, además de periodistas como Salvador García y Hector de Mauleón, le dieron al triunfo a Ricardo Anaya pues mencionan que fue el más preparado y quien tenía mayor conocimiento de los temas.

El economista

Según una encuesta que lanzó este medio al término del debate, y que dejó abierto 24 horas para que el público votara, reveló hasta el momento que Meade fue quien se llevó de calle a los otros candidatos.

¿Quién ganó entonces? Según los expertos quien mejor desempeño tuvo fue Ricardo Anaya, de la coalición Por México al Frente.

De acuerdo con algunos pronósticos, Anaya subirá, AMLO se mantiene y Meade pierde al no verse reflejada su experiencia de gobierno.

Como espectadores quedamos muy insatisfechos con la facilidad que se les dio a los candidatos de no contestar los cuestionamientos que los representantes de otros partidos hacían. Ya no sabemos si reír o llorar, porque entre propuestas incoherentes, declaraciones muy fuertes sin aclarar y respuestas inconcretas, alguno de estos candidatos será el presidente de México.

Etiquetas:||||||||||||
Comentarios