Razones para odiar los festejos del 14 de febrero

Por Elizabeth Palacios   @ely__palacios

Parejas 22

¿Celebrar o no celebrar el día del amor y la amistad? He ahí el dilema, si no decidiste hacer nada este día, yo te doy toda la razón, no es que seas grinch, ni un amargado, mucho menos que no quieras a tu pareja, pero qué oso pasar por tanta mamarrachada sólo por cumplir con lo que la mercadotecnia ordena.

Es por eso que te en WTF te damos sólo algunas de las razones por las que odiamos los festejos del 14 de febrero:

-Regalos absurdos

Sean serios, ¿es neta que les gustan los muñecos de peluche, los globos enormes, flores de plástico, la tarjetita Burundis, el corazoncito de terciopelo rojo, todo en rosa y rojo, la foto entre corazones? A mí, no.

-Demostraciones amorosas, pero ridículas

No tengo la menor idea de cuál será la razón por la que parece que la gente es poseída por un ser ridículo y lo obliga a demostrar su amor en ese mood, ¿qué es eso de pegar cientos de post-it en los autos del ser amado o enviarle un regalo para que se lo entregue una botarga? ¿Es neta?

-Hacer fila en el hotel

Neta, ¡qué oso! Hacer fila como en las tortillas para entrar al hotel para echar pasión, asquito mil. Tan solo de pensar que no cambiaron de sábanas, que quedaron cabellos o pelos de desconocidos ahí y demás sustancias que prefiero omitir, pero que son obvias, guácala.

-Filas para todo

No solo hay que esperar para echar pata, sino también para comer, para entrar al cine, para todo, es una locura.

-Tráfico asqueroso

La gente sale como loca a reventar la ciudad y con eso de que este año nos visita el papa, peor la cosa.

Yo no sé ustedes, pero yo mejor me quedo en casa, tan tranquila, con la cama de testigo, quizá pidamos pizza y comamos helado, echemos unos drinks y a ver con qué me sorprenden, pero eso sí, si me van a regalar algo que sea algo que no se muera, que me dure más de una semana y que me lo pueda poner, sino, al menos que me lo pueda comer.

Etiquetas:|||
Comentarios