Reportaje: La maldición del boxeo olímpico mexicano

Por: Vito Correa

La historia del boxeo olímpico mexicano está muy lejos de la historia del boxeo profesional. Mientras que en el profesional, México es una potencia en el mundo, su boxeo olímpico no ha ganado las mismas medallas que otras potencias boxísticas, y los mexicanos que llegan a ganar medallas olímpicas, como una especia de maldición, después no logran brillar en el boxeo profesional.

Estados Unidos ha ganado 109 medallas olímpicas. Es el país que más preseas ha conseguido. De esos peleadores, 29 han llegado a ser campeones mundiales. En esa lista encontramos a Cassius Clay, Pernell Whitaker, Óscar de la Hoya, Sugar Ray Leonard, Floyd Mayweather o Evander Holyfield, entre muchos otros.

Si revisamos la lista de campeones del mundo que antes fueron campeones olímpicos encontraremos nombres como el ucraniano Vladimir Klitschko y el ruso Aleksander Povetkin, así como el kazajo Gennady Golovkin.

¿Y México?

México sólo ha ganado 12 medallas olímpicas. Y es que el boxeo amateur mexicano no ha sido capaz de detectar a los talentos que sí logra acaparar el profesionalismo.

“Aquí vas a los guantes de oro y con el apellido te ganan más que con los puños” nos dice Raúl, un joven boxeador que entrena en el Gimnasio Tepito, hubicado en el barrio del mismo nombre, famosos por el número y calidad de boxeadores que ha dado al mundo.

Con 21 años, Saúl “Canelo” Álvarez ya era campeón mundial profesional y otro campeón joven, Julio César Chávez Jr, ni siquiera pasó por el amateurismo.

Si revisamos a los 12 ganadores de medalla para México solo ocho pasaron al profesionalismo. Es un hecho que el reglamento y el sistema de puntuación no ayudan a los mexicanos.

“Los golpes rectos son los más vistos. Esos son los golpes en que los jueces se fijan más. El gancho al hígado, ya se sabe que ni lo cuentan, lo que buscan son golpes rectos y golpes limpios”. Dijo en entrevista para medios nacionales, Abner Mares, boxeador que no logró ganar medalla olímpica y sí triunfó en el profesionalismo.

Recordemos la última pelea de Óscar Valdez en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, donde batalló para descifrar a su contrincante, el irlandés John Joe Nevin, pero logró conectarlo e incluso arrodillarlo con un gancho al hígado, sin embargo esos golpes, clásicos de la escuela boxística mexicana, parecen no funcionar en Juegos Olímpicos y los jueces le dieron la pelea al europeo.

La realidad es que en los últimos 25 años solo se ha ganado una medalla olímpica: Bronce de Christian Bejarano en Sidney 2000, pues las peleas entre las federaciones internas de nuestro país han traído más problemas que resultados al boxeo olímpico.

Basta recordar al medallista de oro en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011 y Toronto 2015, Joselito Velázquez, y a sus compañeros Lindolfo Delgado, Marvin Cabrera, Misael Podríguez y Edgar Ramírez, pidiendo dinero en la calle para poder ir al Mundial de la especialidad en Qatar.

 

Por lo pronto parece que en México el olimpismo no es una llave para llegar al boxeo profesional, los apoyos, los reglamentos y los premios parece que no son los adecuados, veremos si en los Juegos Olímpicos de Rio 2016 hay algún boxeador que gane medalla olímpica, o mejor aun, que rompa esta maldición y gane medalla olímpica y después triunfe en el boxeo profesional.

<> = “http:///search.htm?route=search&q=”;

Etiquetas:|||
Comentarios