Técnicas perfectas para tu encuentro con Manuela

¡Que comience la fiesta!

Por Elizabeth Palacios @ely__palacios

La masturbación es un método de autoconocimiento y gratificación, considerado un tabú para muchas culturas, incluida la nuestra. Quién no ha escuchado frases como “niño déjese ahí”, “Te van a salir pelos en la mano”, “se te va a pelar la mano” o “Se te va a secar el cerebro”.

Sin embargo sabemos que a los hombres no les importa quedar tontos y son muy creativos en cuanto al sexo, por lo que dedujimos que existen innumerables técnicas para la masturbación masculina, aquí hablaremos de algunas de ellas.

Simulación oral

Para lograr esta simulación es necesario lubricar el miembro de manera constante y mantener la mano húmeda para la estimulación. Las opciones para humedecer tus manos son interminables, ¡cuéntanos algunas!

El lechero

¿Alguna vez has visto cómo se extrae manualmente la leche directamente de las ubres de las vacas?

Pues así mismo debes estimular el pene, forma un círculo o anillo con tus dedos en la base del pene y se desliza hasta llegar al glande, esta operación se repite alternando de manos, siempre hacia arriba, nunca debe de bajar.

Sábanas de seda

Para esta técnica debes acostarte sobre la cama y colocar una sábana sobre ti, si quieres a tu pene, trata de que sea de algún material muy suave, de lo contrario sólo te irritará y acabará lleno de pelusa.

La estimulación debe ser por fuera de las sábanas, imprímele tu toque personal.

Agarre de mono

No tiene nada que ver con King Kong, más bien esta técnica se refiere a la estimulación del escroto mientras te masturbas con la otra.

Si te estimulas el pene con la derecha, debes estimular el escroto con la izquierda, pero pasando la mano encima de la derecha para poder agarrar el escroto desde el lado derecho o viceversa.

Suena complicado, pero si lo haces correctamente, podrás sentir como si alguien más te estuviera sosteniendo el escroto y no te puedes imaginar el placer que obtendrás. ¡Inténtalo!

Simula la vagina

Utiliza el agarre de mono y recuéstate sobre uno de tus costados sosteniendo firmemente tu pene con ambas manos. Para esta simulación es necesario que muevas la pelvis, no la mano, simulando la penetración.

Y tú ¿cuántas técnicas más conoces?, compártelas con nosotros.

Etiquetas:|||
Comentarios