UNAM, ¿Cómo no te voy a querer? ¡Carajo!

UNAM

Por Elizabeth Palacios    @ely__palacios

Ayer 22 de septiembre, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), cumplió 105 años de su fundación, por lo que es motivo de celebración para todos los universitarios hechos en la máxima casa de estudios del país.

Este año, la UNAM subió 16 lugares en el Ranking de las Mejores Universidades del Mundo, ubicándose en el sitio 160, reafirmando que sigue siendo la mejor universidad de México.

La mejor manera de celebrar dicho acontecimiento es, sin duda, honrando el nombre de la institución que nos formó y también haciendo un recuento de todos los momentos que vivimos en sus instalaciones.

Puedo asegurar que ninguna institución educativa logra penetrar tan profundamente en las entrañas de sus estudiantes.

Sí, soy orgullosamente UNAM, orgullosamente hecha en Prepa 6, en CU y en Políticas, recordar cada institución hace vibrar cada centímetro de mi piel.

¿Qué universitario no se siente orgulloso de Ciudad Universitaria y de sus instalaciones, la Biblioteca Central, los museos, la Rectoría, el Estadio Olímpico Universitario?

¿Qué universitario puede olvidar las memorables fiestas en CU, los recorridos en las islas, el espacio escultórico donde muchos comenzaron su vida sexual, donde muchos chamacos fueron concebidos ahí?

¿Quién no se acuerda de la quema de batas de la Facultad de Medicina, donde nos dimos cuenta que los futuros médicos son menos sanos que los enfermos, de la quema del burro, esa fiesta pagana donde la idea era echar relajo y beber cerveza como cosacos.

La UNAM no solo nos dio una carrera, nos dio amigos, diversión, [email protected], [email protected], una forma de vida que se refleja en cada paso que damos.

¿Qué universitario no se estremece al cantar el himno en el estadio?

Por eso y por muchas cosas más, UNAM, ¿Cómo no te voy a querer? ¡Goya, Goya, Universidad!

Etiquetas:||
Comentarios