4 actitudes masculinas para no oler a “desesperación”

Estas son algunas actitudes masculinas que debes considerar para no opacar tu atractivo sexual con las mujeres, y no terminar como un intenso o un acosador

La interacción entre sexos se sostiene a través de una delgada línea de equilibrios.

En el caso de los hombres, cualquier acción o palabra que sumemos o restemos a nuestro encuentro con ellas, puede ser fundamental para poner la balanza en contra nuestra.

Existen numerosas actitudes que debemos evitar si no deseamos que eso suceda. Aquí te dejamos algunas. Toma nota.



1. Hazlo sobrio


Evita hacerte el valiente o el enamorado con una copa de alcohol en la mano. Los mensajes esporádicos en la madrugada son signo de que estás caliente, y que has llamado a la primera de tu lista de whats.

Lo mismo aplica en el antro o en el bar. Demasiado alcohol en tu sangre enturbia tu cabeza; te hace más imprudente, más agresivo y más intenso, todos ellas cualidades indeseables al momento de ligar.

2. Dales su tiempo y espacio

Ten paciencia y no te desesperes, eso te traerá recompensas. Ellas valoran la privacidad. Además, un poco de misterio te hará más atractivo.

Entre menos cargues en tu cabeza con el imperativo de ligar y copular, más deshinibido y desinteresado lucirás.

Deja que la distancia y tu silencio provoquen la curiosidad y el deseo de acercamiento y conocimiento de ellas.

3. Sé certero como un arquero


Lo que cuenta no es la cantidad o la intensidad, sino la certeza de tus acciones.

Esto quiere decir que serás más valorado entre más oportuno seas, y no en tanto más dinero y tiempo gastes.

Más vale que te hayas ganado su sonrisa en un par de ocasiones, que acosarla y asfixiarla por intentar permanentemente conseguir ser de su agrado.

Más vale una flecha en el blanco, que cientos de tiros errados.

4. Perro que ladra…


Hablar de más, y fanfarronear sobre aquello que no tienes, puede ser también una forma de arruinarla por completo.

A menos que ella esté admirada y te lo conceda, no intentes cacarear sobre lo bueno y exitoso que eres. Mejor dedícate a escucharla y permite que ella sea la protagonista.

Etiquetas:||||