4 mandamientos para hacer perfecto tu viaje en el metro

Sabemos bien que el transporte público de nuestra ciudad, como muchas otras de sus cualidades, está caracterizado por el exceso. Millones de personas lo usan diariamente y muchas veces nos quejamos porque hace falta mucha empatía entre los usuarios.

Por esto el día de hoy te compartimos 4 sencillas reglas cuyo fundamento es la convivencia cotidiana, para poder estar en una sociedad más ordenada con ciertas obligaciones:

Si no llevas prisa pégate a la derecha, ¡a la derecha!

¿Cuantas veces te ha pasado que tienes prisa y la persona de adelante te impide el paso? Es cierto, que cada persona es libre de caminar a la velocidad que le plazca, pero en el metro, donde miles de personas se apresuran por llegar a un destino, tenemos que ser más conscientes. Es por ello que sí no tienes prisa, debes caminar por la derecha para dejar libre el paso a la izquierda. Esta regla funciona a la perfección en andenes y pasillos. Recuerda que las escaleras eléctricas no son la excepción y sí no quieres ser odiado por más de uno, te recomendamos dar el paso.

Permitirás salir antes de entrar

Todos tenemos prisa, pero a pesar de eso, debemos permitir que las personas que estén en el interior de los vagones salgan primero. Después entras tú, una regla tan sencilla y práctica que hará más fluida la movilidad.

Serás amable

Además de las reglas generales, es conveniente que tengas empatía con los demás y seas considerado, pues no todos caminan a la misma velocidad. Ten en mente que todos tenemos derecho a llegar a nuestro destino, no empujes, se cortés y procura mantener un ambiente agradable o llevadero durante tu viaje. Sí ves que alguien está perdiendo la paciencia y, por consiguiente el control de sus acciones, conserva la calma y trata de manejar el asunto con gentileza.

Te recorrerás

“Si los molesto si se recorren, de favor” las únicas pero sabias palabras que has escuchado del chofer del microbús las puedes llevar a cabo en el metro. Cuando te subas al transporte no te quedes en las áreas de acceso o descenso, porque lamento informarte que lo único que haces es estorbar el paso.

Etiquetas:|||||||
Comentarios