6 osos mexicanos en los mundiales

Por Dan Sedeño

Como si no fuera poco el oso que nos da a nivel mundial tener al señor presidente que tenemos, aquí te dejamos unos claros ejemplos de las cosas que los mexicanos somos capaces de cometer en los mundiales de fútbol y dejarnos con esa sensación de pena ajena a nivel mundial.

1. ¡Viva Mandela!

Era el año 2010 y el mundial de Sudáfrica estaba en pleno apogeo cuando a un muy divertido mexicano, se le ocurrió la brillante idea de ponerle un sombrero de charro a una estatua del señor Nelson Mandela (quien fue el primer presidente de color en su país). Pero este chistecito no le salió gratis a nuestro compatriota ya que fue considerado como un acto ofensivo y tuvo que pasar unas horitas en prisión… ¡por andar de irrespetuoso!

2. ¡Paren esto por favor!

En el mundial Corea Japón 2002, otro de nuestros muy divertidos compatriotas (por su puesto en estado de ebriedad), decidió parar el tren bala y activó el freno de emergencia. Su bromita provocó que la policía japonesa se movilizara de inmediato para reparar la avería, afortunadamente no notaron que era un mexicano sacando a relucir su sentido del humor.

3. ¡EEEEHHH P..o!

En Brasil 2014 algunos equipos sufrieron el terrible bullying de los aficionados mexicanos al recibir el grito más famoso del fútbol mexicano. Gracias a eso la FIFA reclamó a la FMF argumentando que ese era un grito indebido… ¡ni aguantan nada!

4. ¡Sáquenme de aquí!

Durante el mundial 2006 en Alemania, el gobierno de este país acondicionó un bunker para que los aficionados que asistirían al encuentro entre México y Angola pasaran la noche, pero a un borracho mexicano (perdón aficionado mexicano) se le
pasaron las chelas y se quedó dormido dentro de este lugar. Tuvieron que pasar más de tres horas para que los policías notaran su encierro en el bunker… ¡hasta el partido se perdió!

5. ¡Ahí va el agua de riñón!

He aquí el oso más famoso de todos los tiempos, el cual seguramente ya conocías, pero no está de más volver a avergonzarnos. En el mundial de Francia 98, un tal Rodolfo Rafael Ortega paseaba por la famosa avenida de Campos Elíseos y así no más porque la vejiga manda, se le ocurrió orinar sobre la llama de la tumba del soldado desconocido, lugar que honra a los soldados muertos en la primera guerra mundial. Desafortunadamente él y su vejiga tuvieron que pasar algunos días en prisión y tuvo que ofrecer una disculpa públicamente.

6. ¡Las que están por venir!

Este número lo dedicamos a todos los monumentales actos que nuestros finos representantes mexicanos están por cometer en este mundial de Rusia 2018, ya que muy probablemente no ganaremos la copa, por lo menos ganaremos el título a los mas briagos e hilarantes del mundo… ¡venga chicos, no nos decepcionen!

Etiquetas:|||||||
Comentarios