Advertencia. ¿Qué hacer en caso de acoso?

El acoso se ha vuelto una problemática recurrente hoy en día, que afecta especialmente, pero no únicamente, a las mujeres. Es una situación que puede sucederte independientemente de quién seas. ¿Cómo enfrentarte a esta circunstancia incómoda?

Muchos acosadores creen que su comportamiento no tiene nada de extraño u ofensivo y es probable que lo repitan constantemente, ya que hay algo de positivo cada vez que lo hacen, y no reciben advertencia o castigo.

En este sentido, la primera recomendación es que no des por hecho que esta persona tiene las mismas consideraciones que tú. Exprésate, y hazle saber que lo que está haciendo está mal para ti, e incomoda a las personas. Expón su comportamiento y ponle límites; esto aplica en lugares públicos, especialmente en el transporte. Asegúrate también de no ser un cómplice, es decir, de no ser tú quien esté favoreciendo a reforzar su papel de acosador.


Existen situaciones más graves en donde el acosador resulta ser un obsesivo o un psicópata. Aquí poco o nada servirá que recurras al entendimiento. Si tu seguridad está en juego, busca a una autoridad competente que pueda auxiliarte. Corta cualquier lazo que te siga uniendo con esa persona.

Evita convertirte en uno. Aprende a medir las consecuencias de tus acciones, ya que lo que para ti puede ser una forma de demostrar tu interés, para el otro puede resultar en una situación bastante incómoda, así que ten un poco de tacto.

Finalmente, recuerda que el acoso no se reduce al acoso sexual. Existen muchas otras formas, como el acoso entre estudiantes (también conocido como bullying) , el acoso con violencia, el acoso en las relaciones de pareja, el acoso entre amistades, el acoso laboral, y una larga lista que no termina.

Etiquetas:|
Comentarios