Argentina pasa a semifinales, pero sigue sin convencer

La selección de Argentina salió avante ante Venezuela, en un partido que, en teoría, no implicaba gran dificultad. De nuevo, salieron a relucir las carencias, que de no haber sido por las fallas garrafales de la vinotinto, podrían haber resultado en un nuevo fracaso de Messi y compañía.

El gol tempranero de Lautaro Martínez, el mejor jugador del partido, condicionó el juego de los venezolanos que, al parecer, tenían planeado jugar a la “ratonera”, con un estilo muy parecido al que le vimos ayer a la selección de Paraguay.

La desventaja obligó a Venezuela a buscar el marcador. De no ser por una falla de Robert Hernández enfrente de la portería, y un error del arquero Wuilker Faríñez que sentenció el 2-0, la historia habría sido otra: habrían podido conseguir el empate en tiempo regular.

Messi sigue sin aparecer. Se le ve apático y desmotivado. Otro jugador totalmente distinto al que estamos acostumbrados a ver jugar en el Barcelona. Lo mismo para Sergio Aguero, que parece haber olvidado todo lo que aprendió con Pep Guardiola en el Manchester City.

El próximo rival a vencer en semifinales, es el local, Brasil. La albiceleste no la tiene nada fácil. Si quiere alcanzar la final del certamen, tendrá que mejorar sustancialmente su fútbol.

Etiquetas:|||||||