Cinco veces en las que el feminismo se salió de control

La mayoría de los movimientos feministas contemporáneos han perdido la seriedad y el sentido común, al grado de generar propuestas violentas, totalitarias y hembristas. Aquí te dejamos cinco casos verídicos de esta locura que se ha ido generalizando:

  • Censura del cartel publicitario de X-Men Apocalypse. Muchos de nosotros recordaremos que, en 2016, con el estreno de la última película de X-Men, apareció un póster en la que Apocalypse tomaba a Mystique del cuello. Esta imagen creó un escándalo entre el sector políticamente correcto, especialmente entre los predicadores del feminismo, ya que se argumentaba que fomentaba la violencia de género. Aunque las críticas estaban totalmente fuera de contexto, Fox tuvo que pedir disculpas y eliminar el material.
  • El sangrado libre. Una campaña «política» feminista que busca visibilizar la menstruación como forma de protesta. Este movimiento se niega a utilizar cualquier producto higiénico, como toallas, tampones o copas menstruales, ya que los consideran machistas y opresores. De esta manera, se sienten «empoderadas», ya que dejan a que la sangre fluya libremente y manche la ropa. No falta decir que las exhibiciones se hacen de manera pública.
  • Toque de queda para hombres. En 2015, en una web en la que se montó una plataforma para juntar propuestas para el partido político español Podemos, surgió la siguiente proposición absurda:

Etiquetas:||