Comportarte como animal es más efectivo para ligar

La mejor forma de ligar con una mujer, es obedecer a tus instintos animales, como si se tratase de un ritual de apareamiento

Al contrario de lo que dicta el sentido común, los animales no son seres desordenados, perversos y sin esfínteres: tienen patrones biológicos de comportamiento bien definidos.

Según la psicología evolutiva, hay mucho de esos patrones en nosotros, los seres humanos.

Ya sea que se encuentren definidos o disfrazados por la cultura, estos patrones se reflejan principalmente en el comportamiento sexual.

Esto quiere decir que, la manera en que nos relacionamos con las “hembras”, se encuentra condicionada por ciertos patrones.

Es cierto, la labia es uno de los recursos más poderosos al momento de seducir a una dama. Pero detente por un momento a pensar en lo más básico que existe en el encuentro entre dos sexos, ¿qué sucede?

No es extraño que utilicemos términos como “ir de cacería”, o “ir de pesca”, para referirnos al ligue.

Hay mucho de los rituales de apareamiento animales en nuestra forma de acercarnos a una mujer, especialmente al momento de llamar su atención, y competir con otros machos por su exclusividad .

Tan sólo piensa en algunos detalles básicos de tu imagen: la postura, el porte, la altura, la sonrisa, la voz, la musculatura, la barba. Todos ellos juegan un rol fundamental en el intercambio sexual.

Como si se tratara de los cuernos largos de un alce, las plumas coloridas de un pavo real, o el pecho inflado de algunas especies de aves, todos ellos son factores que contribuyen al momento de cortejar.

Tan curiosas son las formas del cortejo del reino animal como las del ser humano. ¿O nunca te has pavoneado enfrente de las hembras para resaltar tu masculinidad?

¿Qué me dices del baile y su folclor? Como en algunas especies de aves (por ejemplo, el pájaro Manaquín de cabeza roja, que hace pasos estilo Moonwalk) o peces, unos buenos pasos de baile nunca fallan para impresionar a las chicas.

Podrán variar las formas, pero lo que es cierto es que, entre animales y humanos, siempre ha existido un ritual previo al apareamiento. Hay mucho del reino animal en nosotros que ignoramos.

Deberíamos pensar dos veces antes de utilizar la palabra “animal” como un insulto, ya que en ese tipo de comportamiento se encuentra la mejor fórmula para tener éxito con el otro sexo.

Etiquetas:||||
Comentarios