Crisis, ¿en Chivas?

Después del primero de dos clásicos que tendremos esta semana, las cosas no se ven bien para el equipo de Guadalajara. A pesar de jugarse esta semana su puesto, Pepe Cardozo mostró falta de compromiso, al optar por un cuadro alternativo en el once titular; cosa contraria a lo que hizo Miguel Herrera, que tomó el compromiso con seriedad.

Las cosas no iban a ser diferentes a como lo han sido en todo el torneo. América mandó desde el primer minuto. El marcador se quedó corto, ya que pudo haber sido una goleada. La ofensiva de América se hizo presente en todo momento por las bandas, verticalmente, vía aérea, desmarcándose, y al espacio. En cuanto a Chivas, a excepción de Alexis Vega, la figura del equipo, poco hay que decir.

América se encuentra invicto en los últimos cuatro clásicos nacionales, que corresponden a la segunda etapa de Miguel Herrera. De no revertir esta situación, no solamente el puesto de Cardozo peligraría, sino que además, estaríamos ante el indicio de una posible (de tantas) crisis en el equipo de Guadalajara.

Esta situación es similar a la ocurrida en España, con el Real Madrid. Fue hasta el enfrentamiento con el acérrimo rival, que en Madrid empezó a hablarse de la necesidad de una reestructuración, lo que hizo necesario el llamado a un viejo lobo de mar: Zinedine Zidane. En Chivas es posible que veamos una situación casi idéntica en los próximos días.

Sin embargo, Chivas no tiene el peso económico como para costear grandes cambios. El año pasado entró en una crisis económica, que obligó a su dueño a pedir préstamos bancarios.

Mucho se habló de que el entrometimiento de Vergara en la cuestión deportiva afectaba el rendimiento del equipo. Ahora que su presencia es débil debido a problemas de salud, es claro que hace falta alguien que tome las riendas de la institución.

No hay a dónde mirar para buscar un recambio deportivo, ya que los jugadores están sumergidos en la apatía. Los dos cambios de ayer, Brizuela y Pulido, entraron para quedarse atónitos como espectadores, incapaces de entender la dimensión del escenario que tenían enfrente.

Habrá que esperar al sábado para que América termine de ejecutar a su víctima, que agonizando se encuentra.

Etiquetas:||||||
Comentarios