Errores que cometemos cuando “cheleamos” en casa

Todos hemos invitado a los amigos a chelear a nuestra casa, además de que nos sale más barato, es mucho más cómodo para poder beber sin control.

Pero seguramente también hemos caído en alguno de los errores más comunes de chelear en casa.

Comprar las chelas frías si no las tomarás al momento

Si tu reunión no está tan próxima, evita ir a comprar las chelas al súper y agarrar las del refrigerador, prefiere las que están al tiempo y llega a refrigerarlas en tu casa, de lo contrario, las cervezas frías se calentarán y al volverlas a enfriar se quemarán.

Congelar los tarros

Eso de meter a congelar los tarros para que la chela se mantenga fría durante más tiempo puede llegar a ser contraproducente, ya que pueden guardar algún olor del refrigerador y la capa de hielo que se les forma puede aguar la bebida y alterar su sabor.

Quitar la capa de espuma

Debemos tratar de conservar la corona de espuma que se forma en los tarros, ya que evita que se oxide la cerveza y que se le vaya el gas.

https://media.giphy.com/media/zrj0yPfw3kGTS/giphy.gif

¿En vidrio o en lata?

Se dice que la cerveza sabe mejor en botella de vidrio retornable debido al proceso de pasteurización, así que sería buena idea probar todas las opciones para comprobarlo.

https://media.giphy.com/media/3vDFxcB9vZNNS/giphy.gif

La temperatura

La cerveza se toma fría, sí o sí, no hay pretexto, si no está lo suficientemente fría no sabrá igual de buena, así que vale la pena esperar un poco en lo que se enfría.

Etiquetas:||||||
Comentarios