Increíbles transformaciones de personas a… ¿animales?

Por: Rebeca Rosas

Hombre Lagarto

El estadounidense Erik Sprague, mundialmente conocido como El hombre lagarto, es uno de los personajes más tatuados del mundo y tiene prácticamente todo su cuerpo tatuado con escamas de color verde y con numerosas modificaciones corporales.

Tras una reflexión de tres años, cuando cumplió 21, decidió transformar su cuerpo.

Erik decidió cambiar porque le gustaba el aspecto de los lagartos y porque en todas las culturas el lagarto es visto como símbolo de poder.

Entre sus modificaciones corporales encontramos la lengua bífida, las cejas protuberantes, implantes subdérmicos, los colmillos afilados y prácticamente toda la superficie del cuerpo tatuada con escamas de reptil de color verde.

Ha pasado más de 700 horas tatuándose para su transformación y lo más doloroso que se hizo fueron los cinco implantes de bolas de teflón que tiene sobre sus cejas y que producen el abultamiento característico de los lagartos.

Se niega a decir cuánto le ha costado la transformación, pero hace unos años una aseguradora lo valoró en 192.911 euros.

lagarto

Mujer Vampiro

Originaria de Guadalajara, México, María José Cristerna posee un récord Guinnes como la mujer más modificada en el mundo con más del 96% de su cuerpo tatuado.

Cristerna comenzó con la transformación de su cuerpo luego de haberse alejado del infierno que le significó el maltrato de su exmarido, y eligió los tatuajes como modo de expresión de libertad.

La mexicana, que además de sus implantes y tatuajes, luce varios piercings en  su rostro, cuernos de titanio y colmillos modificados, planea en las próximas intervenciones ponerse más cuernos, pero detrás de la cabeza.

Después de 13 años de intervenciones y con 41 años de edad la mujer vampiro actualmente vive con sus cuatro hijos y su nuevo marido.

mujer

 

Leopard Man

De acuerdo a los records Guinness, Tom Leppard, mejor conocido como “Leopard Man”, fue el hombre más tatuado del mundo. El cuerpo de este hombre estaba cubierto un 99.9% de manchas de leopardo de pies a cabeza, y no sólo se parecía al exótico felino, sino que intentaba vivir como tal.

El señor Leppard, quien también modificó sus dientes para que parecieran los de un leopardo, vivio aislado de cualquier contacto humano en una cabaña en la isla de Skye, Escocia. El ex soldado no estaba comodo viviendo en una sociedad humana, por lo que la mayor parte de su tiempo la pasaba pescando y paseando por el bosque.

Tom Wooldridge, gastó 5,500 libras en su arte y murió en un hogar de cuidado a la edad de 80 años.

leppard

Stalking Cat

Este es el caso de Dennis Avner, hoy fallecido, fue una persona tan fanática de los gatos, así como del resto de los felinos en general, que decidió no parar de modificar su cuerpo hasta verse como uno de ellos.

Con tan solo 23 años de edad, “Catman” comienzó a realizarse los primeros tatuajes de rayas de tigre, ya con su objetivo en mente. A través del paso de los años, él fue tatuándose cada vez más rayas en su cuerpo, dejó crecer sus uñas, les dio filo y las reforzó hasta lucir como garras. Además de todo esto, también se implantó dos enormes colmillos, se realizó implantes quirúrgicos arriba de sus labios para simular el hocico de un felino y probablemente lo más llamativo; se colocó bigotes desmontables alrededor de su boca tal como los de un felino.

Stalking Cat era en realidad un hombre amoroso y muy tranquilo, al menos así lo describía la gente que le rodeaba, no obstante, la vida no es fácil y nadie sabrá qué cosas pasaron por la cabeza de Stalking Cat que aquél 5 de noviembre de 2012, a sus 54 años de edad, se quitó la vida.

catman

catman