¡León es el segundo finalista!

En lo que ha sido una semifinal un tanto extraña debido a los problemas de contingencia ambiental, así como el cambio de sede del Estadio Azteca al Corregidora, hemos visto una cara distinta del León de la que estuvimos acostumbrados durante todo el torneo. La mejor ofensiva del torneo ha quedado a deber, con constantes fallas al momento de definir. Los del bajío titubearon al momento de definir jugadas importantes que le habrían dado mayor tranquilidad en la eliminatoria.

Por momentos, después de la expulsión de Sambueza, rumbo al trayecto final del partido, vimos a los panzas verdes metidos en su área, como un equipo ratonero. En vez de toques rápidos y fáciles, vimos retenciones y conducciones de balón innecesarias, y demasiada especulación al momento de ir al frente.

América supo contener y neutralizar correctamente a su oponente, con marcas constantes de 2 a 1. Además, los de Coapa fueron mucho más verticales al momento de atacar. De no ser porque la expulsión de Guido Rodríguez igualó las condiciones del juego, la historia hubiera sido otra.

El fútbol le ha hecho justicia a León y a Tigres, primero y segundo de la tabla respectivamente. Los dos mejores equipos del torneo se enfrentarán para definir lo que parece ser una hegemonía futbolera de la segunda década del siglo XXI. Tigres busca sumar su quinto título desde 2011, y León su tercero, después de conseguir aquél doblete en 2014.

Etiquetas:|||||||||