Lugares para echar el “fax”… y algo más

Aquí te dejamos algunos lugares y tips para echar un rapidín con tu chica en una cita sin ser descubierto o molestado

Cuando se trata de intimidad sexual, muchos factores entran en juego al momento de tener un encuentro exitoso con una mujer: la química, la hora del día, el día de la semana, pero sobre todo, el lugar.

El lugar es tan importante como tu aspecto, o las palabras que utilices para seducirla. De acuerdo con esto, existen dos tipos de mujeres:

1) Mujeres exhibicionistas. Aquí no tendrás muchos problemas, a menos que seas tú quien se sienta incómodo o molesto por tener encuentros en lugares prohibidos o de fácil blanco para el ojo de los voyeristas y chismosos.

2) Mujeres reservadas y con pudor. Esta es la categoría en donde se encuentra la mayor parte de las féminas. Se trata de aquellas que no disfrutan de miradas extrañas, y prefieren un poco de intimidad.

Los lugares más comunes y llamativos según estos dos tipos de chicas, son los siguientes:

El cine. Las parejas que gustan de hacer sus fechorías sin ser vistas en las salas de cine, suelen escoger la peor película en taquilla, en un horario y día no estelar: un lunes por la mañana, por ejemplo.

Las que disfrutan de acompañantes, no suelen considerar ningún detalle. Suelen decidirse según el grado de calentura.

Durante el tráfico. Este es un clásico de los calenturientos y exhibicionistas, y también de las películas.

Es en este escenario donde las chicas suelen darle una “checada” a la palanca de velocidades, y no exactamente a la del coche. Si vas conduciendo, ten cuidado de no venirte… distrayendo.

La azotea. Si te gusta sentir el vértigo y la adrenalina de las alturas, ver el paisaje citadino, y las casas y departamentos de tus vecinos que tanto amas, este lugar es para ti.

Sentirás que estás volando en un tu propio jet privado, o en tu propia escena del Titanic. Y qué mejor si lo haces bajo el cielo estrellado y la luna llena, o en pleno atardecer.

En el coche. Tu máquina puede ser tu mejor alternativa al momento de convencer a tu chica de echar un quicky. No será el lugar más cómodo, pero seguramente el más fiable cuando tengas pocas alternativas.

Procura hacerlo de noche, en una colonia segura y no muy transitada. Una calle cerrada es una buena opción. Ten cuidado de los policías y los visitantes no deseados. Y, ¿por qué no?, ambienta el momento con poco de música.

El baño del antro o bar. Todos sabemos lo que pasa cuando la calentura y el alcohol se mezclan. Si el asunto te toma por sorpresa con tu chica, es probable que no quieras esperar a casa.

Si los baños del lugar son mixtos, ya tienes el primer paso asegurado. Aún así, es importante que si decides tener un poco de cuidado, y no dejarte llevar por el momento, al menos le dejes una buena propina al cuidador de los baños si no deseas que te corran del lugar.

¿Qué otros lugares conoces? ¿Qué me dices de un parque, un elevador o una alberca? ¿Te lo imaginas?

Etiquetas:|||
Comentarios